Muere de forma súbita el decatleta Ismael González

El deportista de Careñes sufrió al parecer un paro cardiaco mientras se entrenaba en Cataluña

CÉSAR SÁNCHEZGIJÓN.
Muere de forma súbita el decatleta Ismael González

El maliayo Ismael González Núñez falleció ayer por la tarde, al parecer debido a un paro cardiaco, mientras realizaba series de vallas durante un entrenamiento en la localidad catalana de Terrassa, donde había fijado su residencia esta temporada para intentar dar un salto de calidad en sus marcas. Era una jornada más para el decatleta de Careñes, que en los últimos días buscaba el reconocimiento a su labor a través de los premios Amor al Deporte, para lo que ayer por la mañana se puso en contacto con la Redacción de EL COMERCIO.

Toda su vida fue una apuesta por el deporte y por la difícil especialidad de las pruebas combinadas, modalidad en la que se busca ser el atleta perfecto y en la que puso todas sus ilusiones y todo su empeño. En septiembre cumpliría 26 años. Es de la generación de los Andrés Capellán, Marcos Peón, Wanda Sánchez y Maica Rodríguez, con los que compartió viajes y éxitos.

Fue descubierto por los técnicos del Esnova Gijón en su escuela deportiva de Villaviciosa. Su trayectoria fue meteórica y, con sólo 17 años, su inmenso talento le llevó a ser becado en la Residencia Blume.

Su trayectoria le llevó a uno de los grandes del atletismo español, el Playas de Jandía. Fue una decisión muy meditada, pues para él no fue fácil dejar el Esnova. La pasada temporada fue una de las mejores para el maliayo. El subcampeonato nacional absoluto en pista cubierta y el triunfo con el equipo nacional en Copa de Europa eran logros que le hacía soñar con los Juegos Olímpicos de Londres. Nadie dudaba que era una de las grandes promesas del atletismo español.