De escuela a facultad, 110 años después

La implantación del Espacio Europeo de Educación Superior propicia el cambio, una de las mayores ambiciones del centro La vieja Escuela de Comercio es ya Facultad de Comercio, Turismo y Ciencias Sociales Jovellanos

EVA MONTESGIJÓN.
Un grupo de alumnos, delante de las instalaciones de la actual Escuela Universitaria Jovellanos, en la Laboral. ::                              LUIS SEVILLA/
Un grupo de alumnos, delante de las instalaciones de la actual Escuela Universitaria Jovellanos, en la Laboral. :: LUIS SEVILLA

A Gijón le costó trabajo, allá por los primeros años de la década de 1970, acostumbrarse a llamar Escuela de Empresariales a lo que toda la vida, desde 1899, había conocido como Escuela de Comercio. De hecho, fueron muchos los años en que, invariablemente, los gijoneses seguían refiriéndose a la Escuela de Comercio cuando en realidad querían hablar de la ya Escuela de Empresariales, denominación que trajo consigo la incorporación a la Universidad de Oviedo, en 1972.

Pero tampoco fue la última. En el año 2000, a petición del propio centro, la institución académica asturiana le volvió a cambiar el rótulo para bautizarla como Escuela Universitaria Jovellanos, una forma indiscriminatoria de aunar las tres disciplinas que allí se impartían: Ciencias Empresariales, Turismo y Gestión y Administración Pública. Pero lo cierto es que el nombre nunca arrraigó. Ni entre los propios universitarios, para quienes, incluso diez años después, la referencia sigue siendo la Escuela de Empresariales.

Ahora, con la llegada el próximo curso del Espacio Europeo de Educación Superior en todo su esplendor, el centro universitario gijonés vuelve a cambiar de nombre. Y de consideración. Ya no será escuela. Será facultad, el sueño más acariciado por todos los directores y profesores que han pasado por el centro durante los 40 años en que luce vitola universitaria. La piquilla con la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Oviedo y todos sus departamentos cercenó durante años una aspiración que movió no pocos de los pasos académicos que se fueron dando en las últimas cuatro décadas.

Con tales precedentes, la decisión a tomar hoy por el Consejo de Gobierno de la Universidad de Oviedo -en connivencia con la Consejería de Educación del Principado- de volver a rebautizar el centro adquiere una categoría especial, porque supone el final de un camino.

A partir de ahora se llamará Facultad de Comercio, Turismo y Ciencias Sociales Jovellanos, un nombre larguísimo que cada cual adaptará según su capricho. «Es que vamos a impartir cuatro titulaciones -Comercio y Marketing, Turismo, Gestión y Administración Pública y Trabajo Social- y no queríamos que ninguna se quedara sin identificar», explica el director del centro, con la vista puesta, a buen seguro, en la dura competencia que habrá que afrontar con los nuevos grados y la captación de alumnos.

Tampoco quiere perder el nombre de Jovellanos, por lo que ya se baraja, no sin cierta chanza, la forma en que va a ser conocida y reconocida la primera facultad con que contará el campus de Gijón. La mayor parte apuesta por Facultad de Comercio, pero Rafael Pérez hasta juega con la posibilidad de las siglas, tan de moda en estos tiempos. Si la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón quiere ser conocida como EPI, a la Facultad de Comercio, Turismo y Ciencias Sociales Jovellanos «podrían llamarla la CTS Jovellanos», aventura Pérez Lorenzo, encantado de «conseguir la vieja ambición de convertirnos en facultad, porque con ello se mantiene y se refuerza y se sitúa en el mismo nivel que el resto de los centros del campus».

Sin previsión

Pero precisamente por ser la primera vez que compite en el mercado estudiantil con títulos de grado, el todavía director de la Escuela Jovellanos confiesa «no tener ninguna previsión de matriculación en primer año. Con pasar de 100 en Comercio, Turismo y Trabajo Social, y alcanzar los 40 en GAP me doy por satisfecho», señaló, animado no sólo por la unificación del título en Gijón, sino por el hecho de que el grado faculta a los titulados para acceder al grupo A de la Administración.

También es Gestión y Administración Pública la que parece ser que suscita más interés en hacer los itinerarios, cursos puente del próximo año para que los actuales diplomados se conviertan en graduados. Pero mientras tanto se apuesta por los idiomas. Seis asignaturas comunes a todas las titulaciones -Introducción a la Estadística, a la Contabilidad y a la Economía, más Economía de la Empresa y Economía Mundial- se impartirán en inglés. En primer curso. La clave será comprobar cuántos alumnos elegirán ese grupo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos