Tricampeonas de Europa

El conjunto gijonés acabó con la resistencia de las madrileñas en pocos minutos El Biesca se impuso con autoridad al Alcorcón y revalidó el título europeo

DANI BLANCOGIJÓN.
La capitana del Biesca Gijón, Pulgui, levanta la Copa de Europa ante la alegría de todas las jugadoras del conjunto gijonés en el Palacio de Deportes. ::                             PALOMA UCHA/
La capitana del Biesca Gijón, Pulgui, levanta la Copa de Europa ante la alegría de todas las jugadoras del conjunto gijonés en el Palacio de Deportes. :: PALOMA UCHA

El Biesca Gijón se alzó por tercera vez con la Copa de Europa de hockey sobre patines al vencer ayer en la final al Alcorcón por 5-2 en el mejor marco posible, el Palacio de Deportes, con una afición apasionada que llevó a las gijonesas en volandas hacia el triunfo.

Faltan calificativos para catalogar el buen hacer del equipo gijonés, que aumenta su impresionante palmarés. El choque fue vibrante, no podía ser de otra manera en una final con acento español. El Alcorcón opuso resistencia en los primeros instantes con una buena defensa que rompió Bárbara García en un disparo lejano que se encontró con la parada de Laura Hernández.

A los ocho minutos, Marta Soler abrió la lata con un fuerte disparo a media altura que se coló por el palo corto de la guardameta madrileña. La tensión se palpaba sobre el parquet y también en las gradas, entregadas al conjunto gijonés en todo momento. No se rindió el Alcorcón, que llegó con peligro sobre la meta gijonesa por medio de Marina Rodríguez, quien puso en apuros a Klein.

En defensa, Ainhoa García se multiplicaba y le ganaba la partida a la inglesa Claire Currey, maniatada en la parcela ofensiva. Las madrileñas dieron un paso adelante y comenzaron a crear apuros con disparos que, no obstante, fue resolviendo con solvencia Klein.

La grada fue metiéndose con más ahínco en el partido para ayudar a su equipo a superar el complicado escollo. Y cuando peor lo pasaba el cuadro de Fernando Sierra, Luchi Agudo fabricó un disparo que encontró el fondo de la red de la portería del Alcorcón. El Biesca lograba así una valiosa renta de dos tantos.

La jugadora argentina pudo haber aumentado las distancias con una falta directa. La que sí acertó fue Marta Soler al colocar la bola en la escuadra derecha de Laura Hernández en lo que supuso el 3-0. Las cosas pintaban muy bien para el Biesca, que se acercaba a su tercera Copa de Europa antes del descanso. Veinticinco minutos quedaban por delante para lograr el objetivo de revalidar el título europeo.

No lo pondría fácil el Alcorcón, que recortó distancias en el primer minuto de la segunda parte por medio de Marina Rodríguez, tras una buena jugada individual. Los nervios crecían en la grada con el paso de los minutos, aunque eran paliados con los aplausos y los gritos de aliento del público.

Luchi Agudo volvió a tener una ocasión con una falta directa. La argentina no falló y batió por la derecha a la guardameta madrileña. Paso de oro para el Biesca. Por si las cosas no estaban claras, Ainhoa remató a placer el quinto tanto para las asturianas. El gran trofeo continental no se escapaba ya de Gijón. El partido estaba bajo control y las gijonesas se gustaron en su juego. Las gradas pusieron la banda sonora a la fiesta con el grito de: 'Sí, sí, sí, la Copa ya está aquí'.

El Alcorcón dispuso de una buena oportunidad por medio de una falta directa que ejecutó Marina Rodríguez, pero que tapó con acierto Klein. Inmensa actuación nuevamente de la portera alemana. Fernando Sierra premió a sus jugadoras dando entrada a la pista a varias jugadoras del banquillo, mientras que María del Moral redujo diferencias con el 5-2 que a la postre fue definitivo.

Con el pitido final, la celebración se trasladó a la pista, donde el Biesca recibió la Copa de Europa de manos del portugués Carlos Graça, presidente del Comité Europeo de Hockey Patines. El tercer entorchado europeo se quedaba en Gijón, para las vitrinas del club más laureado de Asturias.

Celebración en La Guía

Las jugadores agradecieron, con la vuelta de honor, el apoyo del público que respondió con creces a las expectativas. La Guía era una fiesta y la sidra comenzó a correr para celebrar la gran victoria.

Al término del encuentro, Fernando Sierra mostraba su satisfacción. «Esto es lo máximo, ganar en casa con Gijón volcado con nosotros es impresionante. Somos justos ganadores», comentó el técnico del Biesca. Por su parte, el presidente del club, Xuan Ramón Naves, no ocultaba la emoción. «Demostramos que somos un gran equipo y estamos viviendo un sueño», argumentó el mandatario. La bi-goleadora, Marta Soler, indicó que «el equipo está emocionado con esta victoria. Ahora vamos a por la OK Liga».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos