El Feve Gijón desciende a Primera al empatar el Marina Park ante el campeón Itxaco

JOSÉ LUIS CALLEJA.

Nadie lo esperaba. El Feve Gijón Balonmano desciende a Primera División tras el inesperado empate ayer a 21 tantos en el polideportivo de La Albericia de Santander entre el Marina Park y el vigente campeón Itxaco.

El conjunto gijonés confiaba en que las cántabras perdieran en buena lógica ante las navarras para llegar a la última jornada a dos puntos de las santanderinas, que visitan en la última jornada al Mar Alicante, cuarto clasificado y muy superior en todos los aspectos.

Pero la sorpresa fue mayúscula cuando en el club gijonés recibieron ayer la fatídica noticia de que el Marina Park había sumado un punto. El resultado cayó como una losa, puesto que la plantilla del BMG tenía depositadas muchas esperanzas con vistas al partido del próximo sábado en el Pabellón de La Arena ante el León, que apenas se jugaba nada.

Así las cosas, el Feve Gijón desciende a Primera División después de seis temporadas en la élite. Parecía que la destitución de Viti tras el partido ante el Elche fue un revulsivo para las jugadoras, que estuvieron a punto de ganar al Sagunto y sumaron los dos puntos en juego ante el Ribarroja, pero la derrota en Castro, donde se confiaba en la victoria, ha resultado clave. Sin duda, el empate del Marina Park ha sido un mazazo para el club que preside Carlos Baizán.

El San Bernardo vuelve a 1ª

No hay mal que por bien no venga. El descenso del supone por contra que un equipo gijonés recupere la categoría. Se trata del Construcciones San Bernardo La Calzada, que había descendido a Segunda Nacional, tras una década en Primera División. Curiosamente, el filial del se mantuvo en la división de plata por diferencia de goles con respecto al club fabril, que recibió ayer la buena noticia que supone recuperar una categoría que ostentó durante diez temporadas.

Fotos

Vídeos