El Principado recurre la sentencia que exime a Arcelor del pago por un vertido en la ría

Consideran probado que el alquitrán que apareció en el estuario el 20 de noviembre de 2007 procedía del colector número 5 de la compañía

R. D.OVIEDO.

La Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras solicitará a los Servicios Jurídicos del Principado que interpongan recurso ante el Tribunal Supremo contra la sentencia de fecha 14 de mayo de 2010, que exime de culpa a la empresa ArcelorMittal por los vertidos de alquitrán a la ría de Avilés.

Según indicó el Principado a través de un comunicado de prensa, si bien desde Medio Ambiente se respeta la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, una vez analizados los argumentos que han servido de base al fallo, la Consejería ha decidido recurrir ya que considera debidamente probado que el vertido de alquitrán en la ría de Avilés, ocurrido el día 20 de noviembre de 2007, procedía del colector número cinco de las baterías de cok de la empresa ArcelorMittal.

Como acreditaron los servicios técnicos de la Consejería en una inspección realizada dos días después, había restos de alquitrán en el canal de salida de dicho colector cuya composición coincidía sustancialmente con el alquitrán recogido en la playa. Dicho canal de salida era de reciente construcción y había sido inspeccionado recientemente, por lo que no podían ser restos anteriores.

Además, las condiciones de las mareas son perfectamente compatibles con la dispersión producida en el vertido, a pesar de lo que alega la parte recurrente, según la Consejería. De hecho indicaron que se observaba a la vez en varias zonas diferentes de la ría.

Por otra parte, los problemas derivados del corte de alimentación eléctrica del día 18 de noviembre de 2007 son reconocidos por la propia empresa. En concreto, el atasco de los refrigerantes que hizo que se tuviera que recurrir al uso de camiones cisterna para llevar el alquitrán a los tanques, al atascarse las conducciones de alquitrán.

De hecho, en el propio informe del perito de la empresa se admite la posibilidad de que pudiera haber pasado alquitrán al interior de los tubos de refrigeración, que están comunicados con el canal Parshall de salida del colector número 5.

El vertido de la ría de noviembre de 2007 fue uno de los más importantes de los que se recuerdan en la comarca en los últimos años. Muchas fueron las críticas que se realizaron entonces por la consecución de este hecho, máxime cuando se tienen en cuenta los esfuerzos realizados para sanear el estuario avilesino.

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias que exculpa a Arcelor resultó un duro varapalo para todas las entidades conservacionistas, quienes se quejaron por la decisión del alto tribunal asturiano.

Fotos

Vídeos