El Colegio de Médicos lleva a los tribunales las nuevas unidades de gestión del HUCA

La entidad considera que no se ajustan a la legalidad al no haber sido aprobadas por el Consejo de Gobierno

GIJÓN.

Las nuevas unidades clínicas del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) han acabado en los tribunales. La demanda judicial ha sido presentada por el Colegio de Médicos, que desde un principio se manifestó en contra del proyecto que lidera la Consejería de Salud para modificar el actual funcionamiento de los servicios hospitalarios. La referida entidad busca impugnar esta nueva fórmula de gestión, que fusiona especialidades hasta ahora tradicionales, al considerar que no se ajusta a la legalidad vigente. Según explicó el abogado del colegio de facultativos, Javier Álvarez Arias de Velasco, las unidades de gestión como las habilitadas en el HUCA (en total suman nueve áreas) «deberían haber sido aprobadas por el Consejo de Gobierno, ya que así lo recoge el decreto que el propio Principado aprobó en julio de 2009». Además, el letrado detalló que varios de los requisitos que se exigen para convertirse en director de gestión del HUCA, como el de trabajar en exclusividad para la sanidad pública, «tampoco son legales».

Jefaturas de servicio

El Colegio de Médicos se ha hecho eco de las críticas y del malestar que dicho concurso ha generado entre los facultativos, principalmente, entre aquellos que tendrían que dejar de ejercer en la medicina privada. La constitución de áreas clínicas también causó resquemor entre los actuales jefes de servicio, que ahora tendrán por encima suyo a un coordinador, algo que no había ocurrido nunca en la sanidad pública asturiana. En todo caso, Álvarez recordó que la petición de exclusividad no respeta la legislación vigente. De hecho, el Colegio ya recurrió una norma similar incluida en el Plan de Recursos Humanos del Sespa.

No es la primera vez que la Consejería de Salud pretende implantar la dedicación exclusiva entre el personal facultativo. Ya en 2002 lo intentó mediante una ley, que meses más tarde tumbarían los tribunales. El asunto está ahora en manos del Constitucional. La convocatoria correspondiente a las plazas del HUCA afecta, de momento, a nueve áreas de gestión. Se trata de las de Laboratorio de Medicina, Nefro-Urología; Neurociencias, Pediatría, Pulmón, Salud Mental, Dermatología, Medicina Interna y Farmacia. El recurso del Colegio de Médicos apunta directamente a unidades que ya están en funcionamiento fusionadas y que, incluso, tienen director asignado desde el pasado mes de abril.

El Colegio de Médicos entiende que el organigrama que la Consejería de Salud ha diseñado para el HUCA y que será la piedra filosofal del nuevo hospital de La Cadellada, plantea un problema de autoridad, ya que habrá áreas que tendrán más de un responsable al frente. En varias de estas unidades de gestión, el nuevo coordinador que designe el HUCA tendrá que convivir con quien hasta ahora ejercía la jefatura. En esta situación, «los coordinadores no podrán dar órdenes a los jefes de servicio», advierte de antemano el abogado del Colegio de Médicos.

Pero las del HUCA no son las únicas áreas de gestión en conflicto. Las del Hospital de Cabueñes van por el mismo camino. En este caso, no será la entidad colegial la que recurra, sino el Sindicato Médico (Simpa). El centro hospitalario gijonés había sacado a concurso cuatro puestos de dirección clínica para las especialidades de Medicina Interna, Radiología, Cardiología y Salud Mental. Salvo esta última, las otras tres fueron dadas para atrás por el Servicio de Salud «por defectos de forma». Cabueñes fue obligado a rectificar y a hacer una nueva convocatoria. De momento, sólo ha vuelto a convocar el puesto de coordinador de Medicina Interna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos