«Las investigaciones con células madre uterinas deben concluirse», dice la fundación

L. F. M.GIJÓN.

También la Fundación para la Investigación con Células Madre Uterinas quiso contestar ayer a las palabras del consejero de Salud, quien el jueves se refirió a las «expectativas irreales» generadas por los medios «con las células madre en Gijón», en alusión a los trabajos que viene desarrollando la empresa Projech en colaboración con la unidad de investigación del hospital de Jove. La plataforma ciudadana que respalda dichos trabajos insistió ayer en su «firme apoyo a cualquier investigación que se realice en el campo de la medicina regenerativa».

Porque, dicen, «no se trata de generar falsas expectativas sino de probar que las investigaciones (con células madre uterinas) son aplicables en diferentes tipos de enfermedades crónicas y autoinmunes», como el lupus, la esclerosis múltiple, el Parkinson, la artritis reumatoide, la enfermedad de Crohn o las distrofias musculares, entre otras.

Estas enfermedades, recuerda la Fundación para la Investigación con Células Madre Uterinas, afectan a más de 130.000 personas en el Principado y en toda España representan un 70% del gasto sanitario, además de ser la principal causa de mortalidad y morbilidad. Y se vale de estos argumentos para solicitar que «las investigaciones en el campo de la medicina regenerativa que están en curso en la actualidad puedan concluirse» y comprobar si la aplicación de sus resultados beneficia al colectivo de enfermos crónicos.

«En ningún momento la fundación ha asegurado que las investigaciones son efectivas para el amplio abanico de enfermedades crónicas y autoinmunes», subraya. «Siempre se ha hablado de enfermedades candidatas a tratarse con este tipo de células», aclara el colectivo para defenderse.