Cuñaba congrega a los 20 núcleos y colectivos galardonados con el premio

GUILLERMO F. BUERGOPANES
Un centenar de personas participaron en los actos. ::
                             NEL ACEBAL/
Un centenar de personas participaron en los actos. :: NEL ACEBAL

La Asociación Cultural 'Vigueras', con sede en la localidad peñamellerana de San Esteban de Cuñaba, convocó ayer en su aldea a los 20 núcleos y colectivos galardonados a lo largo de dos décadas con el premio Pueblo Ejemplar de Asturias. La Fundación Príncipe de Asturias colaboró en los actos con la cesión de fotografías y paneles explicativos de sus 30 años de historia, en los que se recogen instantáneas de los más ilustres premiados, como Jane Goodall, Woody Allen, Luis Inácio 'Lula' da Silva, Nelson Mandela, Umberto Eco, Álvaro Mutis e Ingrid Betancourt, entre otros.

A los actos de San Esteban de Cuñaba acudieron más de cien personas y la jornada de convivencia se inició con una mesa redonda en la que participaron Teresa Sanjurjo González, directora de la Fundación Príncipe de Asturias; José Manuel Fernández Díaz, alcalde de Peñamellera Baja; Adolfo Barthe Aza, secretario del jurado del premio Pueblo Ejemplar; José Félix Gaona, director general de Biodiversidad, y Manuel Corces, el que fuera alcalde de San Esteban de Cuñaba y quien le dio calor de incubadora a la candidatura hace 20 años.

En su intervención, Teresa Sanjurjo explicó que «los Príncipes de Asturias saben de este acto y me comentaron que os transmitiera su alegría por la labor que desarrolláis en vuestras localidades». En relación a la esencia del premio al Pueblo Ejemplar comentó que los 20 núcleos galardonados hasta la fecha son «ejemplo de trabajo, compromiso y motivo de orgullo» para la Fundación Príncipe de Asturias, una entidad «con vocación internacional y que premia la excelencia, como la de los pueblos ejemplares que son las raíces sólidas que nos sitúan sobre el terreno». Y se mostró partidaria de «escuchar las propuestas que vengan de cualquiera de los 20 pueblos».

En tono coloquial y distendido Adolfo Barthe Aza, secretario del jurado desde hace 20 años, aseguró que los pueblos reciben el hecho de resultar galardonados con «repique de campanas y ríos de sidra» y comentó que las localidades «se remozan y visten sus mejores galas» cuando don Felipe acude a visitarlas. También explicó que «cuando el Príncipe estaba soltero, las mozas le piropeaban con generosidad, picardía y descaro». Y no quiso dejar pasar la ocasión para recordar a Francisco Tuero Bertrand, anterior presidente del jurado, «quien nos enseñó a valorar muchos aspectos claves a la hora de decidir cuál era el mejor pueblo en cada convocatoria».

Por su parte, José Félix Gaona, que lleva tres años como miembro del jurado a Pueblo Ejemplar, quiso puntualizar cuatro aspectos a tener en cuenta para el futuro. Del jurado significó que representa «la pluralidad de la sociedad regional», aunque, en su opinión, «adolece de la presencia de mujeres» y valoró que deberían estar al 50% con los hombres. Explicó el acierto de entender el vocablo pueblo «como colectivo humano y no como entidad territorial». Matizó que todas las candidaturas que se presentan deben estimarse «en su conjunto como lo mejor del marco asturiano, colectivos humanos con iniciativa», y, finalmente, expresó su deseo de que después de 20 años «debería constituirse una Red de pueblos premiados, con vocación de futuro y deseo de continuidad».

Manuel Corces recordó la visita de don Felipe a San Esteban de Cuñaba hace 20 años, en la que aceptó apadrinar a un niño que «ahora ya es un hombre, buen estudiante en Madrid, que no pudo venir porque anda de exámenes, y que nunca nos va a dejar mal». Explicó Corces que tiene por norma acudir todos los años a acompañar a lo vecinos de los pueblos premiados, localidades que «al día siguiente tienen que seguir en la lucha y el esfuerzo». Finalmente se proyectó un vídeo sobre las 20 localidades galardonadas y la cinta finaliza con una palabras de don Felipe: «En vuestros pueblos pude cumplir el deseo de conocer Asturias y fundirme con los asturianos».