El Principado rompe con Air Nostrum

El Gobierno regional urge la reposición de las rutas diarias a Málaga y Alicante, así como el incremento de vuelos semanales a Bruselas Turismo acusa a la compañía valenciana de incumplir el convenio firmado en 2004

CHELO TUYA CTUYA@ELCOMERCIODIGITAL.COMGIJÓN.
Un avión de Air Nostrum, en el aeropuerto de Asturias. ::                             MARIETA/
Un avión de Air Nostrum, en el aeropuerto de Asturias. :: MARIETA

El Principado rompe con Air Nostrum. El Gobierno regional entiende que la aerolínea valenciana «ha incumplido» el convenio turístico firmado en 2004, que posibilitó su implantación el aeropuerto de Asturias, desde donde llegó a operar hasta diez destinos, tres de ellos internacionales.

Con sus vuelos a Sevilla, Málaga, Alicante, Valencia, Madrid, Barcelona, Mallorca, Bruselas, París y Londres, la compañía valenciana se convirtió en el motor de la terminal asturiana, que dejó atrás la pérdida de viajeros vivida en los años anteriores. Además, se convirtió en la líder en destinos y logró encaramarse en el segundo puesto del ranking regional, tras Iberia, en cuando a número de pasajeros.

Sin embargo, los recortes que, debido a la crisis económica, aplicó la aerolínea en octubre pasado a sus rutas desde Asturias han enfadado a la Consejería de Cultura y Turismo. Tanto que, según ha podido saber EL COMERCIO, le ha enviado un burofax en el que denuncia el acuerdo, que ya ha caducado, y le insta a reponer las rutas recortadas para seguir recibiendo financiación publicitaria.

Con el burofax, el Principado ha oficializado lo que era un secreto a voces: su malestar por la merma en las rutas a Bruselas -que en octubre pasado pasó de cuatro frecuencias semanales a un único vuelo- y las de Málaga y Alicante, que dejaron de ser diarias para limitarse a un vuelo semanal.

De poco sirvió que la compañía argumentara el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que tuvo que poner en marcha el año pasado, ni el recorte de casi 200 vuelos en todo el país. Ni, tampoco, le ha servido a Air Nostrum que, con la nueva temporada, la de verano -que se desarrolla entre los últimos domingos de marzo y octubre-, duplicase las frecuencias recortadas y que sumase a la oferta desde Asturias la conexión con Lisboa, probada con éxito ya el verano pasado.

Más de 2 millones de euros

Para la Consejería de Cultura y Turismo, de quien depende el convenio firmado con Air Nostrum -aunque fue el director general de Transportes, Julián Bonet, quien lo negoció en 2004-, el alto coste del mismo -cifrado, aún sin confirmación oficial en más de dos millones de euros- no se justifica con tan pocos vuelos.

Sin embargo, desde la empresa se asegura que ha cumplido «escrupulosamente todas las contraprestaciones publicitarias y promocionales contempladas en el convenio» e insisten en que «no hay modificaciones en el programa de vuelos de Air Nostrum».

Lo dice la compañía porque, tras la ruptura de relaciones, todo apuntaba a que las rutas desde Asturias podrían desaparecer. Sin embargo, la aerolínea asegura que «nosotros inauguramos la ruta a Bruselas y pensamos seguir operándola», una decisión que abarca a toda la oferta, puesto que, afirman desde Air Nostrum, «hace ya años que apostamos por Asturias y seguiremos haciéndolo».

Por el momento -salvo los vuelos a Lisboa, que concluyen en la primera quincena de septiembre-, para el resto de conexiones actuales de Air Nostrum hay billetes a la venta en la web de Iberia, para la que la compañía opera como filial regional. Es decir, se podrá volar desde Asturias a Valencia, Alicante, Málaga, Sevilla, Bruselas y Barcelona, los destinos que conforman, en la actualidad, la cartera de la aerolínea valenciana.

No obstante, sin acuerdo económico de por medio, no para financiar los vuelos -algo ilegal- sino para promocionar el turismo en Asturias, parece difícil que se puedan mantener algunas conexiones. Porque si el único sustento es la venta de billetes, la ruta a Bruselas, convertida en octubre de nuevo en semanal, volverá a mínimos mensuales como los 249 pasajeros registrados en febrero de este año, sobre un volumen de pasajes a la venta que llegó a los 400. Lo mismo puede decirse de las rutas con Málaga y Alicante que, tras tener una única frecuencia en el primer trimestre, sólo movieron 4.824 y 9.255 pasajeros en lo que va de año.

Lejos quedan las cifras obtenidas en momentos mejores, como en 2008, cuando Air Nostrum movió entre Asturias, Bruselas, Málaga y Alicante a más de 30.000 personas. El doble que ahora.