Industria reconoce una «reunión de cortesía» con los dueños de Salave

El PP critica «el sigilo» que caracterizó el encuentro y reclama a Graciano Torre que dé cuenta de los planes de la compañía minera

I. GÓMEZTAPIA.
Un grupo de personas camina por el paseo habilitado en el entorno de los lagos de Salave. ::
                             I. G./
Un grupo de personas camina por el paseo habilitado en el entorno de los lagos de Salave. :: I. G.

Representantes de la Consejería de Industria y Empleo han mantenido al menos «una reunión de cortesía» con dirigentes de la firma Astur Gold, promotora de la mina de oro de los lagos de Salave, en el concejo de Tapia de Casariego. Así lo admite el titular del área, Graciano Torre, que firma un documento dirigido al diputado regional del PP Alfonso Román López redactado en respuesta a una batería de preguntas formuladas por la oposición en la Junta General respecto a supuestos contactos entre ambas partes.

El consejero de Industria expone que la reunión, amparada en el derecho de los particulares a ser tratados con «respeto y deferencia por las autoridades y funcionarios», se celebró a petición de la empresa y que en su transcurso, «además de proceder a las presentaciones personas», los propietarios de los derechos de explotación de los lagos de Salave «expusieron (verbalmente) las cuestiones que consideraron oportunas en defensa de sus derechos e intereses».

Asimismo, Torre suscribe que la reunión no se hizo pública «considerando el precipitado tenor de la reunión» y en consonancia a «otras tantas» entrevistas de trabajo programadas con entidades públicas y particulares en el marco de la actividad cotidiana del departamento regional.

Estas explicaciones no satisface al parlamentario popular. Si bien reconoce «la legitimidad» de la empresa y el Principado de establecer contactos para tratar sobre los planes de la compañía minera, López crítica «el sigilo» con el que se ha preservado la reunión, «dada la alarma social» que el proyecto de extracción aurífera ha causado en Tapia y en el conjunto de la comarca.

En esta línea, el diputado regional recalcó también que la postura del Gobierno regional era contraria al proyecto. De hecho, «las últimas declaraciones del consejero de Medio Ambiente daban por cerrado el asunto», señaló, en referencia a la negativa de Francisco González Buendía a sentarse a negociar con la compañía minera el contencioso aún pendiente de resolución que la anterior propietaria de los derechos de explotación de Salave presentó por la desestimación del proyecto.

«Luz y taquígrafos»

Ante la rotundidad que manifestó el titular de Medio Ambiente, «nos asombra descubrir que si no hubiésemos preguntado en la Junta General en base a los rumores que nos llegaban, no nos hubiésemos enterado de la existencia de esta reunión con la consejería de Industria», reprochó el López.

Así, el parlamentario del PP pidió al Ejecutivo regional que las próximas entrevistas que se celebran con responsables de Astur Gold «se hagan con luz y taquígrafos». Además, urgió al consejero de Industria a dar cuenta detallada de «cuáles han sido las peticiones de la empresa y qué respuesta ha dado la Consejería».

Astur Gold Corporation proyecta desarrollar en los lagos de Salave una mina a cielo abierto para la extracción de unas 60 toneladas de oro, que alcanzarían un valor de 2.500 millones de dólares en el mercado internacional. Esta actividad se alargaría durante 15 años y, según las estimaciones difundidas por la compañía, permitiría generar 15 empleos. Al cierre de la explotación, la firma, según expone en su página web, acometería la restauración ambiental de la zona afectada y no descarta ejecutar un puerto deportivo en la zona.