IU y el Bloque liquidan su relación entre reproches mutuos

Izquierda Unida tacha de «débil, excluyente y minoritaria» la nueva plataforma electoral que su ex socio quiere impulsar para 2011

A. S.OVIEDO.
Un momento de la reunión de ayer entre los dirigentes de Izquierda Unida, el Bloque por Asturies y Los Verdes. ::
                             JESÚS DÍAZ/
Un momento de la reunión de ayer entre los dirigentes de Izquierda Unida, el Bloque por Asturies y Los Verdes. :: JESÚS DÍAZ

Los débiles hilos que aún sostenían la relación entre Izquierda Unida y el Bloque por Asturies se rompieron definitivamente ayer. Ambas formaciones liquidaron la sociedad electoral y política que habían mantenido en las dos últimas legislaturas, en una reunión en Oviedo en la que también participaron Los Verdes, tercera pata de la coalición. La relación terminó con los responsables de ambas fuerzas echándose en cara la responsabilidad de la ruptura.

IU, que no se había pronunciado hasta ahora, lo hizo a través de su secretario de Organización, Ángel González. «Izquierda Unida y el Bloque tenían un acuerdo político que el Bloque ha roto. Han decidido romper la coalición y la ruptura es en toda Asturias», aseveró, con contundencia.

Se trata de una decisión «unilateral», dijo González, que criticó al Bloque por «impulsar otro proyecto político, anteponiendo sus intereses electorales y de partido al interés general de los asturianos». Será un proyecto «débil, minoritario y excluyente, frente a la iniciativa fuerte, amplia e integradora que lidera IU», afirmó. El secretario de Organización garantizó, por otro lado, que la ruptura no tendrá consecuencias ni sobre la estabilidad del Gobierno ni sobre el reparto de fuerzas en la Junta General del Principado.

El Bloque ve las cosas de otra manera bien distinta. Desde ayer su portavoz es Rafael Palacios, hasta hace unos pocos días parte integrante del Gobierno regional en virtud del acuerdo con IU. Ya fuera de ese Ejecutivo, Palacios culpó a sus ex socios del enfrentamiento, reprochándoles que alcanzaran un pacto con el PSOE para aplicar en Asturias el ajuste salarial a los funcionarios «a nuestras espaldas». Con esa forma de actuar, agregó, «rompieron lo firmado en el acuerdo de gobierno y fueron en contra de nuestro programa electoral».

Según argumentó Palacios, la aprobación del polémico proyecto de ley equivale a ser partícipes de un «volantazo a la derecha» que el Bloque por Asturies no quiere compartir. A la salida del Gobierno suma la formación el pase de su único diputado, Roberto Colunga, al grupo mixto. «Defenderá en la Junta General del Principado el programa electoral que habíamos firmado, así como las reivindicaciones de los sindicatos o los movimientos sociales», explicó.

Mirando el futuro, Palacios no esconde la voluntad del Bloque de impulsar, con vistas a las autonómicas de 2011, una plataforma «asturianista, ecologista y de izquierdas» con la que dar la batalla en las urnas. El objetivo, apostilló, es buscar una unidad de acción «lo más amplia posible».

Fotos

Vídeos