Olmedo se llevó el 1.500 y ahora espera por Barcelona

El 1.500 siempre es una prueba estrella en todas las reuniones atléticas con españoles. José María Odriozola había recordado a los atletas nacionales que 3:45 no le servía a la hora de decidir por un triplete de cara al campeonato de Europa.

Juan Carlos Higuero, con molestias de pubis en el inicio del mes, apostó por salir rápido. Reyes Estévez iba bien colocado, igual que Arturo Casado, aunque posteriormente se quedaría encerrado. Olmedo estaba muy atrás. Pero es su manera de correr.

Higuero fue tirando y pasaba el ochocientos en dos minutos. Pero su fuelle se acabó. En los doscientos últimos metros Olmedo se puso a la par de Arturo Casado, Reyes Estévez tropezaba y casi se va al suelo. Álvaro Rodríguez pugnaba por meterse y Diego Ruiz no quería alejarse.

Pero todo estaba vendido. Olmedo es un ochocentista y su velocidad se impuso en los últimos metros para llevarse el primer título de campeón de España de 1.500. Arturo Casado entró a 15 centésimas y Reyes Estévez se giraba a la vez que cruzaba la línea de meta para engancharse con un compañero. Doce centésimas dejaron fuera del podio a Álvaro Rodríguez.

Fue una de las carreras más emocionantes, pero también el 800, en el que David Bustos evitó el triplete sevillano, después de que Kevin López ganase, Luis Alberto Marco fuese segundo y Antonio Reina se quedase a un paso de esa tercera plaza.

Y en el 3.000 obstáculos también hubo mucha emoción. José Luis Blanco es un 'perro' viejo. No falló. Se impuso a su compañero Ángel Mullera en un final de prueba en el que casi hubo que recurrir a la foto finish.

Emoción, ambiente y buenas sensaciones de cara al campeonato de Europa que a partir de finales de mes se celebrará en Barcelona, donde habrá 93 atletas representando a España.