Apuñala en la espalda a su pareja en Pumarín

El herido se desplomó tras pedir ayuda en un restauranteLa presunta agresora, de 21 años, tuvo que ser trasladada a Cabueñes con crisis de ansiedad e intoxicación por ingesta de medicamentos

M. MORO GIJÓN.
Airina G. R. es atendida por los sanitarios tras el suceso. ::                             ALEX PIÑA/
Airina G. R. es atendida por los sanitarios tras el suceso. :: ALEX PIÑA

Una joven de 21 años, Airina G. R., apuñaló ayer en la espalda a su pareja sentimental, Simón D. G., de 24, en el domicilio que ambos comparten en el número 35 de la calle del Siglo XX, en el barrio de Pumarín.

Los hechos, rodeados de bastante confusión a falta de que trasciendan datos de la investigación policial, tuvieron lugar en torno a las seis de la tarde. A esa hora el herido bajó a la casa de su vecina del primero para pedir ayuda. Sangraba de forma abundante por la espalda y sorprendentemente iba acompañado de su presunta agresora. El joven y su novia relataron a la vecina que él había sido apuñalado por una tercera persona en el portal y le imploraron que avisara a una ambulancia.

Posteriormente, la pareja se dirigió a un bar de la calle de Ribagorza, a pocos metros de su domicilio, donde volvieron a solicitar auxilio. Ambos contaron a la camarera que la cuchillada en la zona lumbar del chico se la habían dado fuera del domicilio.

Posteriormente, una vez fuera del establecimiento hostelero, el joven se desplomó y quedó tendido en la acera con la ropa empapada de sangre, mientras su compañera era presa de los nervios. Todo ello en medio de una gran expectación vecinal.

Pocos minutos después llegaron a la zona varios vehículos del Cuerpo Nacional de Policía y una UVI móvil. Esta última estabilizó al herido y lo trasladó al Hospital de Cabueñes. Los agentes interrogaron entonces a Airina G. R. y comprobaron que la joven incurría en continuas contradicciones además de evidenciar una conducta fuera de lo normal. Testigos también relataron a las fuerzas de seguridad que la pareja fue vista discutiendo en el trayecto entre su portal y el restaurante a cuya puerta el apuñalado se desvaneció. Al parecer, él le había recriminado a ella que «estaba loca» y que se «había tomado muchas pastillas».

Finalmente, la presunta agresora también fue trasladada en otra ambulancia al mismo centro hospitalario que su pareja con un cuadro de crisis de ansiedad e intoxicación por ingesta de medicamentos.

Agentes de la Policía Científica de la Comisaría de Gijón examinaron el interior del domicilio y el vehículo de la pareja protagonista del suceso para buscar indicios de un posible delito de violencia de género. En concreto, los esfuerzos se centraron en localizar el cuchillo con el que supuestamente la joven hirió en la espalda a Simón D. G. La víctima continúa ingresada en Cabueñes y, al parecer, no se teme por su vida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos