Ceceda viaja en el tiempo con el mercau astur

Miles de personas visitan la feria naveta, que en esta edición incrementa el número de puestos y de actividades lúdicas

JOSÉ CEZÓNCECEDA (NAVA).
Dos niñas dando un paseo ayer a caballo en el mercau astur de Ceceda. ::
                             FERNANDO CASTRO/
Dos niñas dando un paseo ayer a caballo en el mercau astur de Ceceda. :: FERNANDO CASTRO

La localidad naveta de Ceceda volvió a viajar este fin de semana a través del tiempo para ofrecer una estampa de la Asturias de nuestros antepasados, con sus tradiciones y costumbres. Miles de personas visitaron el mercau astur situado en el campo de la iglesia, y que este año alcanzó su décima edición. La feria contó con 86 expositores -una cifra que supera a la del año pasado- procedentes de toda Asturias, además de León, Cantabria y Valladolid, y doce talleres en vivo de madera, hierro, navajas, cestería, lana, madreñes, cantero, filandera, encaje de bolillos, malla de Luanco, seda y cerámica.

Hubo también espectáculo circense, a cargo del Ñeru de los Coríos; carros del país y la posibilidad de dar un paseo en caballo, poni o burro. La asociación organizadora Ceceda Pueblo Astur presta siempre especial atención al público infantil, que se divirtió con juegos tradicionales asturianos, desde la rana o la comba a las carreras de chapas, o subiéndose a dos curiosos carruseles que funcionan con pedales. También se divirtieron con diferentes talleres.

En la noche del sábado hizo su aparición la figura mitológica del cuélebre sobrevolando el mercau con un espectáculo de luces y fuego. Y la animación musical de las dos jornadas corrió a cargo de los grupos folclóricos Xareu y de Fitoria.

El sábado pasaron por el mercau más de cuatro mil personas, según los cálculo de los organizadores, y la afluencia matinal de ayer iba camino de superar la cifra de la primera jornada. El tiempo se alió con la fiesta, sin lluvia pero tampoco soleado, lo que hizo a muchos desechar cualquier posible plan de playa.

Ejemplo de colaboración

El mercau astur de Ceceda es un ejemplo de colaboración vecinal, que implica en su preparación y desarrollo a casi doscientas personas, desde las que se encargan directamente de la coordinación del evento hasta vecinos que preparan comida en casa para su venta posterior en el bar de la fiesta.

Este año, la asociación organizó el mercau de forma directa, para lo que contó con la inestimable colaboración del gremio de artesanos. Asimismo, el Ayuntamiento de Nava mantuvo su subvención habitual; no así el Gobierno del Principado, que en esta edición rebajó sensiblemente su ayuda como consecuencia de la crisis.

Por fortuna, la feria naveta -declarada el año pasado como de interés turístico regional- está ya plenamente consolidada y la voluntad de sus promotores es mejorar en cada edición la calidad de la oferta. El mercado no tiene posibilidades de seguir creciendo en extensión, ya que ocupa por completo el espacio del campo de la iglesia, un marco ideal para este retorno al pasado.

Fotos

Vídeos