La hija de López Armán dona más de 10.000 obras al Archivo Municipal

Dentro de la donación destacan las fotografías hechas durante el asedio de Oviedo y la colección sobre Ensidesa

JAIME FIESTASOVIEDO.
El alcalde firma la cesión con la hija del fotógrafo, María de la Paz López Fernández. ::
                             E. C./
El alcalde firma la cesión con la hija del fotógrafo, María de la Paz López Fernández. :: E. C.

María de la Paz López Fernández, hija del fotógrafo Adolfo López Armán, fallecido en 1980, ha donado la obra fotográfica, el fondo documental y los materiales de laboratorio de su padre al Ayuntamiento después de llegar a un acuerdo de aceptación en una sesión con la Junta de Gobierno Local el pasado 5 de agosto. La colección, que abarca desde finales del siglo XIX hasta los años setenta del XX, está formada por más de 10.000 obras que pasarán a formar parte del Archivo Municipal.

Armán nació en Zamora, pero al poco tiempo su familia se trasladó a Oviedo. Siendo joven, el artista empezó con la pintura con paisajes y retratos, llegando a trabajar en el Museo del Prado como copista. Pero fue con la fotografía con lo que destacó, abriendo un estudio privado en el que trabajaba por encargo o para su propio disfrute. A lo largo de su vida retrató Asturias y especialmente Oviedo. «En su colección hay fotografías de la ciudad muy útiles para estudiar y conocer cómo era la región y su sociedad en aquellos tiempos», según indicó el Ayuntamiento en una nota de prensa. Dentro del fondo donado por su hija, hay instantáneas realizadas sobre placas de cristal y negativos y positivos de las fotografías.

Obras destacadas

La figura de Adolfo López Armán es un icono dentro de la fotografía, realizando una labor importante para impulsar esta disciplina en sus inicios. Entre sus obras destacan los retratos de la ciudad en sus épocas más sangrientas, la Revolución de Octubre en 1934 y el asedio de la Guerra Civil. El fotógrafo utilizó su cámara para capturar los enfrentamientos entre republicanos y nacionales en los 90 días que duró el sitio en 1936. En su colección se puede ver un antes y un después tras los bombardeos. Más adelante, a sus 70 años, realizó un trabajo en el que fotografió todo el proceso de construcción de la siderúrgica Ensidesa de Avilés, llamada popularmente la 'Fabricona'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos