«Apoyamos la medicina tradicional con sentido común», dice Echegaray

La voluntaria de Médicos del Mundo habló de la experiencia de Bolivia en la apertura de la XI edición del Aula de Cultura

J. ESCUDEROGIJÓN.
Carmen Echeagaray, antes de iniciar su conferencia. ::
                             P. CITOULA/
Carmen Echeagaray, antes de iniciar su conferencia. :: P. CITOULA

La undécima edición del Aula de Cultura que organiza EL COMERCIO levantó ayer el telón con una charla protagonizada por la médica del centro de salud Contrueces Carmen Echegaray. La doctora habló sobre su experiencia en Bolivia como voluntaria de Médicos del Mundo, en la que profundizó sobre la política del país sudamericano para conjugar la medicina científica con la tradicional llevada a cabo por curanderos, una técnica profundamente arraigada en Bolivia.

Echegaray calificó esta relación entre ambas ramas de la medicina como «un gesto de tolerancia en la que los bolivianos se pusieron de acuerdo con un único fin: sanar». Para la doctora, las dos técnicas «no están encontradas sino que son complementarias», como se puede observar en el diverso trasvase de conocimientos protagonizado por los profesionales médicos de Bolivia. De esta forma, el Gobierno del país sudamericano ha acreditado dentro del sistema nacional de salud a aquellos curanderos que así lo pidieron. «Se les reconoce como médicos si tienen una serie de conocimientos. Además de otorgarles el título oficial, tienen que asistir a varios cursos en la Facultad de Medicina para actualizar estos conocimientos», explica Echegaray.

La otra pata de esta política sanitaria, los médicos científicos, también reciben formación para el aprendizaje de fórmulas naturales con las que tratar algunas enfermedades. «He visto utilizar remedios naturales para tratar los dolores generales y los problemas digestivos. Y una parte muy importante dentro de la medicina tradicional es la atención a los partos, en la que este tipo de curanderos ya forman parte de los servicios de los hospitales», subraya. Estas razones han llevado al Gobierno de Bolivia a crear un Viceministerio de Medicina Tradicional.

Para la voluntaria de Médicos del Mundo, estas técnicas naturales sirven «para solucionar las enfermedades cotidianas, aunque hay que tener un criterio suficiente para saber cuándo hay una situación grave». En este sentido, apunta que «la medicina tradicional viene muy bien para las cosas sencillas, como hacían nuestras abuelas». Y concluye: «Apoyamos la medicina tradicional, pero siempre con sentido común».

Mayor actividad

Con esta charla, el Aula de Cultura reemprendió su marcha por undécimo año consecutivo. El responsable de esta iniciativa impulsada por EL COMERCIO, Gonzalo Mieres, adelantó que el objetivo de esta edición es «ser más activos en la ciudad, para lo que vamos a tocar prácticamente todos los temas importantes para la ciudadanía», así como un aumento del número de actividades a la semana.