«Espero que el PP tenga el mejor candidato»

Nuñez Feijóo apoya el acto con su presencia entre gritos de «Cascos, presidente»

J. A. G.OVIEDO.

Un baño de masas se dio ayer Francisco Álvarez-Cascos. Centenares de personas le esperaban a las puertas del Auditorio Príncipe Felipe para aclamarle con gritos y carteles de 'Cascos, presidente' a su llegada procedente de la Catedral de Oviedo, donde asistió junto a Alberto Núñez Feijóo a la liturgia dedicada al día de Galicia en Asturias. Muchos de los asistentes, incluso, tuvieron que resignarse a no presenciar el acto ante las limitaciones de aforo que tenía la sala en la que, por el contrario, sí estaban cinco diputados regionales, nueve de los doce alcaldes del PP en Asturias -sólo faltaban Salvador Fernández (Gozón), además de Avelino Sánchez (Llanera) y el propio Gabino de Lorenzo- así como diversas personalidades vinculadas en los últimos años al PP.

No había, por el contrario, ningún representante del PP de Oviedo ni del PP regional, que evitaron participar de un acto reservado a ensalzar la figura de Álvarez-Cascos. Así lo hizo el presidente de la Xunta de Galicia, que si bien eludió hacer un pronunciamiento explícito en su discurso, admitió que espera, tanto él como los asturianos que el PP tenga «el mejor candidato posible». A este respecto, Alberto Núñez Feijóo, que hizo una parte de su discurso en gallego, mostró su confianza en que la dirección nacional «acierte» con su designación, aunque puso de relieve la importancia que tendrá la recomendación del PP asturiano.

No echó de menos, sin embargo, a sus representantes, como tampoco al alcalde de Oviedo. Hace ya seis años y medio y en el mismo escenario de ayer, el Auditorio Príncipe Felipe, Gabino de Lorenzo hizo entrega a Cascos de la Medalla de Oro de la ciudad. La pleitesía que entonces le rendía el regidor se ha convertido ahora en menosprecio. En esta jornada festiva, que terminó con una gran comida a la que asistieron medio millar de personas, también participaron la presidenta de la AVT en Asturias, María Ángeles López, y la madre de Irene Villa.