... y Javier Arenas responde: «Deseo que no sea oficial»

El vicesecretario de Política Autonómica del PP apuesta por Cascos y confía en que haya un acuerdo cerrado «en las próximas semanas»

J. A. G. GIJÓN / MADRID.
Javier Arenas, en una comparecencia en la Cámara andaluza. ::                             EFE/
Javier Arenas, en una comparecencia en la Cámara andaluza. :: EFE

Javier Arenas personificó ayer el malestar de la dirección nacional después de las últimas manifestaciones del PP regional contra la hipotética candidatura de Francisco Álvarez-Cascos al Principado. El vicesecretario general de Política Autonómica y Local del PP expresó su deseo de que las declaraciones contra el ex ministro «no sean una declaración oficial del PP de Asturias», y mostró su convencimiento en un acuerdo «en las próximas semanas» en torno a la figura del ex secretario general y ex compañero suyo en el Gabinete de Aznar.

Arenas rompió ayer la tibieza de las últimas semanas para hablar alto y claro sobre la posible vuelta de Cascos. Si bien volvió a afirmar que el ex ministro sería un «magnífico candidato» en Asturias, esta vez osó aventurar un pacto en corto periodo de tiempo que terminaría con los actuales enfrentamientos y allanaría el camino de Cascos para convertirse en el cabeza de lista del PP.

En una entrevista en la Cadena Ser, Arenas reconoce que el debate en el Principado «no está cerrado», pero confía en resolverlo en «las próximas semanas». Por primera vez, el ex ministro de Trabajo se inclinó públicamente por Cascos para liderar la candidatura en Asturias. «En mi modesta opinión -afirmó- es un dirigente que ha demostrado muchísima categoría y creo que puede desempeñar muy bien cualquier responsabilidad que se le encomiende».

Ante la negativa del PP regional de aceptar al ex ministro de Fomento, Arenas admitió tener conocimiento del comunicado cuyo contenido, afirmó, «no es ciertamente agradable». Sin embargo, eludió ir más allá en su análisis. «No tengo por hábito comentar comunicados que se refieren a fuentes sin responsabilidad asumida de quien hace las declaraciones».

Insistió, por contra, en su deseo de que no se trate en ningún caso de una «declaración oficial» del PP asturiano y mostró su convencimiento en alcanzar un acuerdo sobre Cascos que, terció, «es un dirigente de muchísima categoría».

Más huidiza estuvo la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, a la hora de digerir las preguntas sobre la candidatura del ex ministro de Fomento. La número dos popular aseguró que no había «novedad alguna» sobre la propuesta de Álvarez-Cascos respecto a la pasada semana y advirtió de que «no se ha tomado ninguna decisión».

Cospedal eludió pronunciarse sobre las informaciones que citan precisamente a la Secretaría General y que desvelan el apoyo de Rajoy a Cascos si éste alcanza unos «acuerdos mínimos» con los actuales responsables del PP regional. «Como secretaria general tengo la obligación de la discreción», justificó para sortear las preguntas que hacían alusión a la posible reunión entre el ex ministro de Fomento y Rajoy.

La portavoz parlamentaria del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, por su parte, alegó la necesidad de «respetar» a los militantes asturianos, «que son los que tienen que decidir». Asimismo, insistió en que el cabeza de lista «dependerá de la propuesta de la dirección regional que, afirmó, avalará la dirección nacional del partido».

Un argumento similar utilizó el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que rechazó hacer «conjeturas» sobre una hipotética candidatura de Cascos, puesto que esta decisión, aseguró, «depende del partido en Asturias y del Comité Electoral Nacional».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos