Fallece un trabajador de 42 años en un accidente en ArcelorMittal

Eugenio García González, contratado por Daorje, recibió un fuerte golpe en la cabeza de una cadena del tren de carril de la factoría de Veriña

O. SUÁREZGIJÓN.
Instalaciones del tren de carril de ArcelorMittal en Veriña, donde ocurrió el accidente mortal. ::
                             PAÑEDA/
Instalaciones del tren de carril de ArcelorMittal en Veriña, donde ocurrió el accidente mortal. :: PAÑEDA

Un trabajador de 42 años de la empresa Daorje, subcontrata de ArcelorMittal, falleció en la tarde del sábado en la factoría de Veriña al recibir un fuerte impacto con una cadena mientras trabajaba en la reparación del tren de carril. El gijonés Eugenio García González recibió un violento golpe en la cabeza y falleció prácticamente en el acto. Los servicios sanitarios le trasladaron de urgencia al Hospital de Jove, donde ingresó ya cadáver. Estaba casado con Marga Villalta Jiménez y tenía una hija de corta edad.

Se da la circunstancia de que la víctima era cuñado de Alberto Villalta, secretario general del sindicato UGT en la planta de ArcelorMittal de Veriña. El funeral tendrá lugar hoy a las seis de la tarde en la capilla de Lloreda, en la parroquia de Tremañes. Sus restos mortales fueron velados durante toda la jornada de ayer en el tanatorio de Cabueñes por sus familiares, amigos y compañeros, conmocionados por la trágica muerte de una persona tan joven.

Eugenio García González, conocido entre sus allegados como Geni, llevaba cuatro meses trabajando para Daorje. Con anterioridad había estado empleado en la misma empresa por un periodo de dos años. El sábado desempeñaba sus labores cotidianas de mantenimiento en la factoría cuando un fatal siniestro le segó la vida.

Investigación del siniestro

Una vez ocurrido el accidente se trasladaron al lugar agentes de la Guardia Civil de la comandancia de Gijón, así como la autoridad judicial y los inspectores de trabajo. Las causas del siniestro están aún siendo investigadas.

La planta de Veriña vivió ayer una jornada de luto y dolor por el fatal desenlace en una labor cotidiana que habían desempeñado en numerosas ocasiones de forma exitosa.

En octubre del pasado año la empresa Daorje sufrió un episodio similar, en aquella ocasión en la factoría de ArcelorMittal en Avilés. Un empleado de 34 años, Aníbal Jiménez González, murió al caerle encima una válvula de dos toneladas de peso mientras realizaba tareas de mantenimiento en la depuradora general.

El mes más trágico en la planta de Gijón se vivió en octubre de 2007, cuando en menos de 24 horas fallecían dos de sus trabajadores: Laudino Álvarez Parades, de 57 años, mientras trabajaba, esta vez en el taller de chapa, y Juan Manuel Llaneza Fernández, de 59, tras quedar atrapado en la cadena móvil de cables eléctricos de un carro portador.