Los sindicatos asturianos advierten de que no respetarán los servicios mínimos

Anuncian una fuerte presencia de piquetes, «porque los empresarios están coaccionando a los trabajadores»

Pino, Braga y Baragaño, ayer, durante la rueda de prensa que ofrecieron en la sede de UGT. ::                             MARIO ROJAS/
Pino, Braga y Baragaño, ayer, durante la rueda de prensa que ofrecieron en la sede de UGT. :: MARIO ROJAS

A 24 horas de la huelga general, los servicios mínimos centran la confrontación entre los sindicatos y la Administración regional. «No se van a respetar los mínimos que no hayan sido acordados con las organizaciones sindicales», advirtió ayer el secretario general de UGT en Asturias, Justo Rodríguez Braga. Conscientes de que lograr que el transporte de viajeros esté mañana paralizado es clave para lograr el éxito de la convocatoria, los responsables de Transporte de CC OO y UGT en Asturias, Jesús González y Florentino Vázquez, rechazaron ayer la propuesta de servicios mínimos en los transportes interregionales que les presentó el Principado, similar a la que se acordó en el ámbito nacional, por considerarla «abusiva».

El Principado ha planteado mantener entre el 20 y el 25% de los servicios habituales en el transporte regular de viajeros, y el 100% en el escolar. La propuesta, que el director general de Transportes, Julián Bonet, calificó de «ajustada» plantea que las rutas que cuenten habitualmente con menos de cinco servicios diarios tendrán que tener garantizados uno de ida y otro de vuelta, mientras que en las líneas de entre seis y diez trayectos diarios se mantendrán dos viajes de ida y dos de vuelta. Aquellas líneas de autobuses que hagan más de diez trayectos diarios deberán disponer el día de la huelga del 20% de los servicios, mientras que entre las seis y las nueve de la mañana, y en la misma franja horaria de la tarde, los servicios mínimos se incrementarán hasta el 25%. Los sindicatos interpretan la propuesta como un pulso del Ejecutivo para tratar de minimizar la huelga. «En Asturias (mañana) no va a haber transporte de ningún tipo; lo acordado en Madrid, acordado está», subrayaron González y Vázquez. Lo que sí respetarán las centrales será el acuerdo alcanzado con ArcelorMittal para asegurar el transporte con esta empresa con el objetivo de que no se paralicen los hornos altos.

UGT, CC OO y USO anuncian una fuerte presencia de «piquetes informativos porque los empresarios están coaccionado a los trabajadores para no secundar la huelga». En la anterior huelga general, la del 20 de junio de 2002, lanzaron a las calles a más de 10.000 personas con ese cometido. Ayer se limitaron a manifestar que movilizarán «los medios habituales», sin querer dar pistas sobre la estrategia que piensan seguir a lo largo de toda la jornada. UGT, CC OO y USO coinciden en señalar que los empresarios «no van a conseguir su objetivo de intentar inculcar una dinámica de resignación y de temor a los trabajadores». Aseguran que no les interesa que se produzca una jornada conflictiva porque eso distraería la atención de lo realmente importante: «que la gente se movilice contra las medidas de Zapatero».

La sanidad pública será otro de los puntos conflictivos por no haberse llegado a un acuerdo sobre los servicios mínimos. Las centrales califican de «lamentable» que la consejería de Salud «pretenda vulnerar el derecho a la huelga estableciendo unos servicios mínimos que, en algunos casos, como las urgencias, supondrán el trabajo de más personas que las que lo hacen durante los fines de semana».