Asturias se queda sin Federación de Natación

El Principado ya ha firmado el decreto para su disolución y la Nacional creará una delegación para mantener la actividad

CÉSAR SÁNCHEZGIJÓN.

La Federación Asturiana vive sus últimos días. Misael Fernández Porrón, director general de Deportes, ha firmado ya el decreto de disolución de la Territorial. Tan sólo queda su publicación en el Boletín Oficial del Principado para que ésta se haga efectiva. La desaparición de la Federación era la crónica de una muerte anunciada desde hace meses, ya que todos los esfuerzos realizados fueron baldíos para superar la gran crisis que comenzó a principios de 2007, cuando se detectó una deuda que superaba los 300.000 euros. La mayor parte de la misma estaba contraída con la Agencia Tributaria, la Seguridad Social y con los trabajadores federativos.

Los embargos fueron encadenándose y colapsaron la Federación, que dejó de realizar «la función social con la que se creó», señaló el máximo dirigente del deporte asturiano.

De nada sirvieron los viajes de Fernando Carpena, presidente de la Nacional, a Asturias, «a quien hay que agradecer su colaboración en momentos tan difíciles y que en el futuro garantizará la práctica de la natación básica en Asturias», manifestó ayer Misael Fernández. Y es que la continuidad de esta especialidad en el Principado pasa por la creación de una delegación de la Nacional, que asumirá, aunque no sea lo mismo, las labores de promoción de la natación en Asturias.

El director general de Deportes lamenta la disolución de la territorial, ya que «en pocas ocasiones tantas personas trabajaron con tanta intensidad para salvar una situación como la de la Federación». Sin embargo, se ha consumado la desaparición de una de las federaciones más emblemáticas del deporte asturiano, que no registraba la disolución de un organismo federativo desde hace muchas décadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos