El Colectivo Ecologista dice que el informe de impacto ambiental de la Ronda Norte es «superficial»

Califica como «muy temeraria» la afirmación del informe inicial en la que se recoge que no hay «inviabilidad ambiental» en las alternativas

L. V.AVILÉS.

«A pesar de ser un informe inicial, el Estudio de Impacto Ambiental de la Variante del Puerto de Avilés -Ronda Norte- es demasiado superficial, obviando información muy importante sobre las especies que viven en sus márgenes». Es una de las afirmaciones realizadas ayer por el Colectivo Ecologista de Avilés, que considera «muy temeraria» la afirmación del informe que dice que no hay «inviabilidad ambiental» en las alternativas que se barajan para los nuevos accesos a las instalaciones portuarias.

Los ecologistas enumeraron las «carencias» del documento en cada una de las opciones de la Ronda Norte. En el caso del 'Corredor Norte' por Castrillón, el colectivo asegura que «es increíble que no se cite la protección internacional que tienen los bosques de ribera, como el del río Raíces, ni tampoco su importancia en el contexto local y regional». Ejemplos como «el encinar presente, único en Asturias sobre roca silícia», la población de Sosa de las salinas «de 'Sarcocornia perennis'» o «una pequeña población de nutria afincada en la zona» avalarían el rechazo ecologista a esta alternativa.

Túnel bajo la ría

En cuanto a la opción de la construcción de un túnel bajo la ría de Avilés, el Colectivo Ecologista advierte de que «la conexión del túnel en Castrillón afectaría a las poblaciones de Sosa de las salinas 'Sarcocornia perennis' y a la 'Espigadilla de mar Crucianella' marítima (catalogada en Asturias como 'sensible a la alteración del hábitat'); en la región sólo vive en otros cinco lugares cercanos».

La tercera alternativa, la del 'Corredor sobre la ría en la zona de Raíces', «es una de las más impactantes, ya que además del fuerte impacto paisajístico del puente, la construcción afectaría gravemente a los movimientos de entrada y salida de las aves migratorias (se estiman en más de 50.000 las aves acuáticas que visitan esta ría anualmente».

Los ecologistas también censuran el hecho de que «no se señale nada del impacto de las obras sobre las marismas de Recastrón (orilla derecha), que como marisma intermareal es un hábitat prioritario, es rico en vida invertebrada y en aves migratorias».

El 'Corredor sobre la ría en la zona de San Juan de Nieva', «además del fuerte impacto paisajístico por la altura del puente, hay que reiterar que la construcción de un puente alteraría los movimientos de las aves migratorias».

Por último, para el Colectivo Ecologista, el 'Corredor por el término municipal de Avilés', «es la alternativa que pasa por las canteras de La Maruca, pero, aún así, no sólo se pone en valor el bosque de La Folleca, sino que se le desprecia sin aportar ningún dato».

Fotos

Vídeos