Los sentidos a prueba

José Antonio Suárez, Jesús García, Juan Manuel Valdés, María Viñuela, Andrés García y Luis Encinas acudieron como invitados a la cata organizada en La Bodega de Nájera./
José Antonio Suárez, Jesús García, Juan Manuel Valdés, María Viñuela, Andrés García y Luis Encinas acudieron como invitados a la cata organizada en La Bodega de Nájera.

Como complemento a las Jornadas de la Caza que vienen celebrándose en esta segunda quincena del mes de octubre en La Bodega de Nájera, fue servida una cata en la que los invitados pudieron degustar los vinos de la Finca Sobreño, acogidos a la denominación de origen de Toro.

Auspiciada por Emilio Menéndez y Mario García, de exclusivas Mera -sus representantes para Asturias-, la cata fue dirigida por Luis Miguel Fernández, responsable comercial de la bodega y enólogo. Y eligió para probar cuatro variedades producto de su viñedo, todas de tinto, encontrándose entre ellas «el vino que toma el Papa». Como pura anécdota, explicó que «de dicha marca salen 100 cajas al año con dirección al Vaticano por lo que cabe dentro de lo probable que Benedicto XVI lo haya probado en alguna ocasión».

Los asistentes fueron agasajados, asimismo, con una muestra de propuestas culinarias a base de perdiz, jabalí y venado con las que Fernando Viñuela ha elaborado estas jornadas. Fue el caso de José Antonio Suárez, jefe de estudios vespertino de la escuela de Hostelería de Gijón; Jesús García, gerente de Sermastur; Luis Encinas; María Viñuela y su novio Andrés García Canteli; y Juan Manuel Valdés.

Conocer qué vino es apropiado para cada plato, diferenciar su sabor y, sobre todo, tener habilidad con el olfato a la hora de distinguirlo son tareas propias de los sumilleres. Y en Gijón, ayer mismo, tuvo lugar una de las eliminatorias del concurso La Nariz de Oro 2010, que llevará a sus ganadores a la gran final a celebrar en Madrid por el mes de junio.

Un jurado de expertos compuesto por Elena Adell, enóloga de Azpilicueta -que trajo en primicia un vino lanzado al mercado anteayer-; Vanesa Viñolo, directora de catas de La Nariz de Oro, y Luis Magaña, editor de la revista 'Vino+Gastronomía', se encargó de elegir a los finalistas entre los 30 sumilleres que tomaron parte. Entre ellos, Dani González, de Casa Gerardo; Sandra Manzano, de La Salgar y Casa Marcial; Juan Grande, de El Sueve, y Damián Arana, de El Cencerro.

Paralelamente al concurso, los salones del hotel Abba Playa acogieron una muestra de vinos y productos gourmet a la que acudieron numerosos hosteleros. Fue el caso de Miriam Hernández, que lleva el bar La Cantina, en El Carmen, que enseña a su hija Miriam Solares los secretos del vino. También aficionados como el ovetense José María García y el mierense Braulio Blanco, ambos prejubilados de Hunosa, y que gracias al programa de actividades de FUCOMI en las Cuencas ya han hecho numerosos cursillos y catas. Y no faltó Víctor Escalada, en su doble condición de responsable de la empresa Asturvisa y de presidente de la Denominación de Origen Sidra de Asturias.