elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 16 / 23 || Mañana 17 / 25 |
más información sobre el tiempo

Sociedad

Mundos paralelos

30.10.10 - 03:56 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Cualquier viaje, aunque lo ignoremos, busca el encuentro con lo no corrompido. Eso que después resulta tan fácil desvirtuar por el mercado, el prejuicio o el escepticismo. En Brasil convivir con aquello que hay al otro lado del espejo es inevitable. Hace un par de días, paseando por la playa de Cotovelo, me topé con un hombre que llevaba un gran ramo de rosas blancas. Se había bajado de un coche oscuro y se dirigió directamente al mar para arrojarlas. Otro paseante, percibiendo mi curiosidad, me aclaró que se trataba de una macumba, una ofrenda a los espíritus del agua. Quien pierde la capacidad de sorprenderse y de inventar pierde la alegría de vivir.
Aventurar un nuevo acorde o experimentar con un nuevo ingrediente en la cocina o en la cama, renueva nuestras neuronas que se hacen viejas a fuerza de repetir. Según un estudio de la Universidad Madison de Wisconsin, las empresas que permiten hacer lo que quieran a sus empleados más creativos pueden llegar a aumentar hasta en un treinta por ciento su facturación. Nada es nunca igual, es nuestra mente la que normaliza lo que vivimos conforme a un patrón que llamamos rutina. Somos una máquina que desgasta sus energías en juzgar, medir y pesar, sin acabar de hacer en realidad lo que queremos.
Arlindo Ricarte destacó muy pronto en la escuela como matemático. Las necesidades de su familia le hicieron estudiar ingeniería eléctrica y acabar siendo profesor. Simultáneamente desarrolló una carrera como cantautor, pero nada de esto acababa por satisfacerle. Un día se le ocurrió la idea de inventar un metalófono fabricado con tubos de aluminio, un ingenio que fue perfeccionando a partir de los primeros prototipos. La prueba de fuego llegó cuando le mostró su invento al director de la facultad donde trabaja, planteándole la posibilidad de cubrir su puesto con otro profesor más motivado. Él a cambio se ofrecía a impartir un taller de construcción de instrumentos en el mismo centro, libre y gratuito para todas aquellas personas que estuvieran interesadas. Su sorpresa fue que el director aceptó y hoy dirige un grupo de diez alumnos de ambos sexos, en el que conviven adolescentes y jubilados.
Como un grupo de pitagóricos contemporáneos, los participantes trabajan con el sonido como una realidad numérica, una vibración que se rige por una fórmula matemática, una especie de número áureo en el tiempo en que la única proporción dorada es de purpurina, mide ocho y medio por cinco y medio, y se llama tarjeta de crédito. En estas aulas hasta las odiosas matemáticas se convierten en una disciplina amable, que actúa como llave de un mundo paralelo en el que todas las cosas tienen su correspondiente, como en un juego de espejos donde cada imagen es una fracción exacta de la anterior. En el taller también trabajan con la materia, comprobando como la madera en bruto se va convirtiendo en un objeto bello, con una función precisa tras los sucesivos lijados.
La mujer de Arlindo, Jeane Miranda, también transita por canales paralelos, es una seguidora del movimiento espirita, que en Brasil tiene millones de adeptos y simpatizantes. A pesar de su férreo escepticismo inicial, su vida cambió después de leer un libro sobre ángeles, en el que se explicaba la posibilidad que toda persona tiene de establecer una conexión con su ángel de la guarda. En ese momento probó a escribir una serie de textos de forma automática que después destruía. Poco a poco esas misivas iban teniendo más sentido, con unas informaciones y respuestas a sus inquietudes que parecían surgir de la nada. Fue entonces cuando comenzó a guardar ese material, aunque ella seguía pensando que era el fruto de la sugestión y un recurso sofisticado del ego para resultar una persona más atractiva a los demás. Cuando Jeane comenzó a ejercitar la meditación de forma regular comenzaron las revelaciones, y llegó a conectar con una familia espiritual que se hizo presente en su vida mediante pruebas que fueron diluyendo su descreimiento. Entonces comenzó a escribir un libro dictado por entidades ajenas a ella: 'Ángeles caídos, el legado cósmico de la humanidad terrestre'. Lo acaba de volcar a internet sin ningún interés económico. Para ella, lo único que le puede dar credibilidad y separarla de cualquier charlatán es que no tiene ninguna intención de convertir su don en un negocio. Eso sí, el libro está en portugués, porque ni siquiera los ángeles pueden salvar la Torre de Babel. Ajenos a cualquier tentación espiritual los dos candidatos a la presidencia de Brasil acarician las últimas encuestas. Parece seguro que la poco carismática Dilma será la ganadora, y el ultra Serra se quedará a la puerta. El último cartucho de este halcón de opereta fue considerar agresión el impacto de una bola de papel en su calva, convirtiendo un papel en un papelón. Aquí no hay lugar para mundos paralelos o realidades sutiles.
El resultado, mañana.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Mundos paralelos


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.