Zelúan, limpio de invasores

Mavea retira plantas dañinas para el ecosistema del monumento natural

JOSÉ L. GONZÁLEZAVILÉS.
David Díaz, integrante de Mavea, retira plantas invasoras de la Ensenada de Llodero. ::
                             MARIETA/
David Díaz, integrante de Mavea, retira plantas invasoras de la Ensenada de Llodero. :: MARIETA

'Cortaderia selloana' y 'Yuca gloriosa'. Bajo estas denominaciones se esconden dos de las plantas que amenazan con acabar con la flora del Monumento Natural Ensenada de Llodero y Charca de Zeluán. Para tratar de evitarlo, los miembros del Grupo d'Ornitoloxía Mavea llevan varias semanas acudiendo a este enclave natural ubicado en la margen derecha de la ría para, con ayuda de colaboradores, arrancar todos los ejemplares de estas especies categorizadas como «invasoras». Ayer, dieron prácticamente por concluida la tarea. «Llenamos dos contenedores de basura hasta arriba. Sacamos más de cien yucas y siete u ocho plumeros o cortaderias», afirmó David Díaz, secretario del Grupo d'Ornitoloxía Mavea.

El trabajo no fue sencillo. Los plumeros son plantas que, al crecer, desarrollan unas fuertes raíces difíciles de extraer. «Tardamos casi quince minutos en sacar cada uno de ellos», señaló David Díaz, quien lamentó la mala climatología que reinó durante la mañana de ayer. «La verdad es que vino poca gente. Hubiera sido mejor hacerlo el sábado porque el pasado fin de semana llegamos a juntarnos diez personas».

La labor que está desarrollando este grupo cristaliza en un mejor hábitat para las especies autóctonas, que se ven amenazadas por el avance de plantas invasoras. «Los plumeros son plantas excluyentes que no dejan a otras crecer a su lado», explicó David Díaz.

Los responsables del Grupo d'Ornitoloxía Mavea consideran que la Consejería de Medio Ambiente del Principado debería tomar medidas para cuidar mejor de las especies autóctonas de esta zona de la ría, algunas de ellas de especial valor por su escasa presencia en la costa asturiana. «Echamos en falta más señalización, más acciones de información y prevención. En su día hubo especies marcadas con estacas para que la gente no las pisara, pero duraron cuatro días», explica David Díaz.

Ante esta situación, desde el Grupo d'Ornitoloxía Mavea siguen desarrollando campañas de promoción para tratar de implicar a la población en general de la importancia de mantener zonas de especial importancia natural como la Ensenada de Llodero y la Charca de Zeluán. «En Avilés hay bastante sentimiento de la necesidad de conservación, pero falta que la gente de un paso adelante», señaló David Díaz.

Fotos

Vídeos