El Feve Oviedo arrolla a un Regal Barcelona B, que nada pudo hacer tras el descanso

R. J. G.OVIEDO.

El Feve Oviedo hizo las delicias de un abarrotado polideportivo de Pumarín al arrollar al filial del Barcelona.

Los azulgrana mostraron buenas maneras en el primer cuarto. Diez minutos de igualdad en el juego y alternancia en el marcador que hacían presagiar un choque interesante. Pero en el segundo cuarto el Feve, liderado por Javi Román, comenzó a dejar claro de lo que es capaz.

Un parcial de 8-0 como entrada en la segunda parte fue el anticipo del repaso que dieron los oviedistas a su rival. Hasta 33 puntos se fue la diferencia mediado el tercer cuarto, cuando el desconcierto del banquillo azulgrana le hizo poner en juego a seis de sus hombres.

En el último cuarto, el Feve no hizo sangre y administró su renta hasta el final, para acabar sumando una victoria por 22 puntos de ventaja con la que da un golpe sobre la mesa y deja claro que su papel en la Liga.