Los sueños de Siero Musical

La sociedad polesa edita un libro con trece canciones compuestas por Emilio Huerta y Nacho Fonseca y grabadas por 59 niños

DAVINIA DURÁNPOLA DE SIERO.
María Nachón, Emilio Huerta, Nacho Fonseca y José Antonio Noval, con el libro de Siero Musical. ::
                             NOSTI/
María Nachón, Emilio Huerta, Nacho Fonseca y José Antonio Noval, con el libro de Siero Musical. :: NOSTI

De la partitura a las hojas de un libro que llama la atención desde el primer momento en que se ve. 'Los colores de los sueños' es el título escogido por la Sociedad Siero Musical para denominar al libro que ha editado con los 59 niños que forman parte de los tres coros polesos: el de peques, el Maite Martínez Émbil y el juvenil. El texto recoge trece canciones, con su partitura y música, creadas por los compositores sierenses Nacho Fonseca y Emilio Huerta y las ilustraciones corrieron a cargo de Miguel Noval.

Los menores han tenido la oportunidad de grabar por primera vez un disco con las canciones. El precio del ejemplar, que ya está a la venta, es de 27 euros y puede adquirirse en Pola de Siero en diferentes establecimientos: Cometa Verde, Papelcolor, Golden y Astursiero, aunque también se podrá encontrar en diferentes librerías de Oviedo. Además, la Sociedad Siero Musical presentará al público tanto el libro como las canciones con un concierto el próximo día 26, a las ocho de la tarde, en el Centro Cultural de La Fresneda.

Las melodías se crearon en el 2005, cuando Siero Musical decidió realizar un concierto coral como homenaje a la figura de Don Quijote de la Mancha y a su autor, Miguel de Cervantes, coincidiendo con el cuatrocientos aniversario de la primera edición de la célebre obra. El compositor Nacho Fonseca aseguró durante la presentación del libro que «la obra tiene un valor pedagógico y musical, son canciones sencillas y fáciles que llegan de forma directa a los críos».

La obra se fue preparando durante todo el año, a través de los ensayos con los menores, en los que han participado las tres directoras de los coros: María Fuego, Yolanda Fernández y Ana Belén Gutiérrez. Pero fue tras dos días de grabación, en el mes de julio, cuando el trabajo llegó a su fin, «los niños pensaban que el segundo día ya iban a salir por la puerta con el disco y estaban muy ilusionados», comentó el también compositor Emilio Huerta.

Ambos colaboradores de la Sociedad Siero Musical están «muy satisfechos» con el trabajo realizado por todas las partes y destacaron tanto el trabajo de los menores como su alto grado de compromiso. Además, afirmaron que a pesar de ser un trabajo realizado en Pola de Siero y por vecinos polesos, esperan que la obra llegue «a toda la región».

Por su parte, el alcalde de Siero, José Antonio Noval, comentó que era necesario tener un testimonio gráfico de las 13 canciones creadas para la obra de Don Quijote y sus protagonistas, y reconoció que la mejor idea era la del libro. El regidor apuntó que «el texto pone de manifiesto el alto nivel musical de Siero, que se refleja en las nuevas generaciones que han recogido el testigo y son fruto de muchos años de superación que no han sido baladí» y añadió que «por este motivo el auditorio es fundamental para conseguir que ese nivel musical y coral se pueda ver como se merece». Un guiño del regidor al equipamiento poleso que sigue cerrado y sin una gestión futura definida.

Por otro lado, la presidenta de Siero Musical, María Nachón, señaló que «éste es nuestro regalo de Navidad para los niños que han cantado y han participado en el proyecto» y comentó emocionada que «estoy muy orgullosa de los pequeños, han trabajado muy duro». Además, quiso agradece la labor de las tres directoras de los coros y a los máximos responsables de las canciones: los dos compositores. Nachón explicó que «el libro es el resultado de la pasión por la música que se manifiesta en Pola de Siero desde hace muchos años» y recordó que en los años 60 se grabó, por el coro de adultos, el primer disco de la sociedad.

Sucesores de Ángel Émbil

Nachón no dejó pasar la oportunidad tampoco de destacar que «los coros infantiles que actuaban en las celebraciones religiosas a finales del siglo XIX en la iglesia de San Pedro de Pola de Siero y las agrupaciones de pequeños y jóvenes cantores dirigidas por Ángel Émbil, encuentran ahora a sus sucesores en las voces de los niños que forman parte de los tres coros de Siero Musical».