«No prejuzgo un futuro pacto con el PSOE»

«Pretendemos que a ese hilo rojo del PC se le unan otros sectores que no estaban en Izquierda Unida» Jorge Espina Candidato de IU a la Alcaldía

MARCO MENÉNDEZGIJÓN.
Jorge Espina Díaz, durante la votación en la que fue elegido candidato a la Alcaldía de Gijón. ::                             PALOMA UCHA/
Jorge Espina Díaz, durante la votación en la que fue elegido candidato a la Alcaldía de Gijón. :: PALOMA UCHA

Jorge Espina Díaz tiene 33 años y es licenciado en Derecho. Compagina su trabajo como profesor de Formación y Orientación Laboral con la vicesecretaría de Comisiones Obreras en Gijón. Desde ayer, es el candidato de Izquierda Unida a la Alcaldía para las elecciones del 22 de mayo de 2011.

-¿A cuántos concejales aspira IU en las elecciones municipales?

-Nuestra apuesta es la de doblar la representación municipal actual (ahora tiene dos). Creemos que puede ser realista en el nuevo contexto de movilización social y con una candidatura renovada y que va a ofrecer a la ciudadanía lo que demanda en estos momentos.

-¿Cuál será el planteamiento de trabajo de IU hasta los comicios?

-Fundamentalmente, iniciar de aquí a mayo los contactos con todos los sectores sociales, culturales y sindicales de la ciudad y tener un reflejo de la propia candidatura con esos sectores. La representación de IU en el Ayuntamiento no es un correlato de la fuerza de la izquierda social, cultural y sindical de la ciudad. En una ciudad tan viva, tan activa y reivindicativa como Gijón tiene que tener más fuerza la izquierda en el Ayuntamiento, porque la realidad social demuestra que hay una buena parte de la izquierda no representada en IU.

-¿No puede sonar extremista calificase como una candidatura roja y del Partido Comunista?

-Creo que no, porque recoge una herencia, una trayectoria que ya inició en 1979 el propio Partido Comunista, pero que en 1987 se abrió a otra mucha más gente y fue el embrión del nacimiento de IU. Pretendemos recuperar eso, que a ese hilo rojo del Partido Comunista se le unan otros sectores que no estaban en IU. Por lo tanto, se trata de abrir la candidatura a otros sectores, pero sin perder lo que son los orígenes y las raíces de donde venimos.

-¿Prevén formar coalición con otras formaciones?

-Estamos a la espera de la política de alianzas. Creemos que el componente verde, ecologista y asturianista está en IU, pero no nos negamos, bienvenidos sean, a otros aliados. Vamos a iniciar contactos con todas las fuerzas políticas y sindicales de la ciudad que quieran arrimar el hombro en la construcción de una alternativa de izquierdas.

Su impronta

-¿Qué puede ofrecer de nuevo IU que no haya hecho ya desde el gobierno local?

-Una visión integral de lo que debe ser la ciudad. Que tanto en las empresas municipales y en los servicios públicos como en todos los ámbitos se vea la impronta de IU. Ahí es donde vamos a poner el acento.

-En la asamblea han renegado de ser el hermano pequeño del PSOE pero, ¿están dispuestos a compartir equipo de gobierno otra vez?

-No vendo la piel del oso antes de cazarla y, por lo tanto, en función de los resultados electorales de mayo lógicamente nos sentaremos a hablar, porque somos una fuerza política de izquierdas, nítida, que si se hacen políticas de izquierda hablamos con quien sea, pero no prejuzgo un futuro pacto con el PSOE.

-¿Los socialistas no pueden confiar entonces en el 'bastón' de IU?

-El PSOE lo que tiene que estar confiado es en que si hace políticas de izquierda IU va a estar en el gobierno y si no, pues no.

-El presupuesto local de 2011 es restrictivo, especialmente en puntos fuertes de la política de IU. ¿Cómo lo solventarán?

-Como podamos. Es el único presupuesto posible. ¿Que tenemos una ambición muchísimo mayor? Por supuesto; y que a nadie se le oculte que si la correlación de fuerzas fuera distinta, determinadas partidas que bajan no bajarían en la misma proporción que lo hacen.

-¿No hay una contradicción en su oposición a la incineradora y el apoyo desde el Ayuntamiento?

-No estamos de acuerdo con la incineradora. Nos oponemos radicalmente a una planta de las dimensiones que se pretende instalar en Serín. ¡Ya veremos cuál es su dimensión final!