Gijón sueña con el Mundial de 2018

La FIFA anunciará mañana en Suiza el nombre del país o países que acogerán el torneo dentro de ocho años El Molinón mantiene sus opciones de volver a ser sede de una Copa del Mundo

R. D.GIJÓN.
Los jugadores del Sporting muestran una pancarta de apoyo a la candidatura ibérica en los prolegómenos del partido ante la Real Sociedad del pasado domingo. ::                             JOAQUÍN BILBAO/
Los jugadores del Sporting muestran una pancarta de apoyo a la candidatura ibérica en los prolegómenos del partido ante la Real Sociedad del pasado domingo. :: JOAQUÍN BILBAO

Toda la afición al fútbol de España y Portugal tendrá puestas sus miradas mañana en Zúrich. En la ciudad suiza, la FIFA acordará y anunciará los nombres de los países que acogerán los mundiales de 2018 y 2022. España y Portugal optan, por primera vez en la historia, a organizar conjuntamente la Copa del Mundo, que, en caso de ser elegidas, tendría mayor presencia a este lado de la frontera. Gijón y su estadio municipal de El Molinón figuran en la lista de recintos preseleccionados para acoger ese evento. Es la única opción asturiana, una vez que el Carlos Tartiere de Oviedo se descolgó de la lista.

Las federaciones de fútbol de Portugal y España anunciaron hace un año en Lisboa su intención de presentar una candidatura conjunta para organizar el Mundial de 2018, cuya sede desvelará esta semana el comité ejecutivo de la FIFA. «La candidatura portuguesa y española es más fuerte si estamos unidos que si vamos por separado», señalaron por entonces los dirigentes de ambas federaciones, Ángel Villar y Gilberto Madail, respectivamente, que admitían que ser elegidos resultará «muy difícil, porque hay otras candidaturas muy buenas».

El resto de naciones que aspiran a organizar ese torneo son Inglaterra, Rusia y, también de forma conjunta, Bélgica y Holanda.

Si se abre paso la candidatura ibérica, para España sería su segunda experiencia como anfitriona de un Mundial, tras la Copa del Mundo de 1982, mientras que Portugal se estrenaría, si bien el país lusitano ya organizó con éxito una Eurocopa, hace seis años.

Gijón, que ya acogió partidos mundialistas en aquella cita de hace 28 años (fue, con Oviedo, sede del grupo que conformaban en la primera fase Argelia, Alemania, Austria y Chile) sigue adelante en su intención de ser sede del Mundial 2018 si la FIFA se decanta por la candidatura conjunta presentada por España y Portugal. Se encuentra entre las 19 ciudades (17 españolas y dos portuguesas) que han sido presentadas a la FIFA, aunque el estadio municipal de la ribera del Piles tendría que remodelar obligatoriamente sus instalaciones para aumentar su aforo hasta las 40.000 localidades (10.000 más que su capacidad actual), según exige el organismo mundial del fútbol. El Ayuntamiento ya ha señalado que esa ampliación sería factible.

En caso de que la candidatura ibérica sea finalmente elegida mañana para la organización del Mundial 2018, se realizaría una segunda selección, en donde ya figurarían sólo los catorce estadios.

España tiene previsto construir, al menos, cinco estadios y rehabilitar varios. Portugal, debido a que su experiencia como anfitriona de la Eurocopa es reciente, no tiene previsto realizar grandes cambios a sus infraestructuras actuales.

Antes del partido entre el Sporting y la Real Sociedad del pasado domingo, los jugadores de ambos conjuntos salieron al terreno de juego con una camiseta conmemorativa de la candidatura ibérica y una pancarta de 18 metros de largo por uno de ancho, acompañados por media docena de niños de equipos de la Escuela de Fútbol de Mareo que durante el partido actuarán como recogepelotas. Fue uno de los numerosos actos organizados en los últimos días para dar un último empujón a las opciones hispanoportuguesas antes de que la FIFA emita su veredicto.

Fotos

Vídeos