Intra, el nuevo polo tecnológico de Gijón

El secretario de Estado Gaspar Zarrías destaca el uso de fondos del Plan E «para generar actividad económica» En primavera llegarán las primeras empresas y al final de 2011 los edificios estarán ocupados «casi al 100%»

I. VILLARGIJÓN.
Antonio Trevín, Gaspar Zarrías, Paz Fernández Felgueroso, José María Pérez y Santiago Martínez Argüelles, en su visita al Intra. ::                             LUIS SEVILLA/
Antonio Trevín, Gaspar Zarrías, Paz Fernández Felgueroso, José María Pérez y Santiago Martínez Argüelles, en su visita al Intra. :: LUIS SEVILLA

Será la primera ampliación extramuros del Parque Científico y Tecnológico de Gijón. El Intra se prepara para afrontar en 2011 su gran transformación, la que permitirá devolverle la vida a sus instalaciones, convertidas en el nuevo polo tecnológico y empresarial de la ciudad. Todo ello, enmarcado en la denominada Milla del Conocimiento que engloba desde las instalaciones de Thyssen junto a la Laboral hasta el campus universitario y el Jardín Botánico Atlántico. En la primavera del próximo año tendrá lugar por fin la instalación del Grupo Intermark y de las empresas Vorago, Dicampus y Fetén Web en los antiguos dormitorios, la única parte del complejo donde se han completado ya prácticamente las tareas de reforma. Pero a lo largo de 2011 se acometerán también la recuperación de las escuelas taller y la reforma de los silos, esta última obra financiada con capital privado. Además, siguen avanzando los trabajos en el antiguo secadero de tabacos, que se convertirá en la nueva sede de la Fundación Prodintec. La previsión del Ayuntamiento es que todas estas instalaciones estén completadas y ocupadas «casi al 100%» a lo largo del próximo año.

Ayer el Intra recibió la visita del secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, responsable de gestionar, dentro del Ministerio de Política Territorial y Administración Pública, los fondos extraordinarios de inversión local, esto es, las dos convocatorias del denominado 'Plan E'. Precisamente, han sido estos fondos los que han permitido ejecutar en dos fases la recuperación de los antiguos dormitorios del Intra. La reforma integral costó 1,7 millones y se financió con el primer Plan E, de 2009. La climatización y la ejecución de la nueva distribución interior, una obra próxima a su conclusión, ha tenido un coste próximo a los 600.000 euros, correspondientes al Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local, de este año. Zarrías consideró que ejemplos como éste son muestra de que «Gijón es la ciudad que mejor entendió lo que pretendía el Gobierno cuando puso en marcha estos planes de inversiones». En este sentido, destacó que «el Ayuntamiento supo que había que generar actividad económica».

La alcaldesa, Paz Fernández Felgueroso, y el concejal de Coordinación Administrativa y Hacienda, Santiago Martínez Argüelles, destacaron por su parte que el 48% de los 84 millones recibidos por Gijón en el marco de los dos planes estatales fueron destinados a proyectos relacionados con la promoción económica y la innovación. En concreto, ha habido 54 proyectos de estas características, que sumaron una inversión de 40,4 millones.

250 trabajadores

Pendiente tan sólo de algunos remates en la climatización, la previsión es que los antiguos dormitorios puedan ser ocupados por los 250 trabajadores del Grupo Intermark, Vorago, Dicampus y Fetén Web en torno a marzo o abril de 2011. Estas cuatro empresas disfrutarán de una superficie útil de 2.743,73 metros cuadrados compartimentada en cinco grandes oficinas diáfanas e independientes -una en cada uno de los 'brazos' del inmueble- con despacho en un extremo, a las que se suman las zonas comunes -en el cuerpo principal- con aseos, comedor, sala polivalente y dos salas de reuniones. Las oficinas tienen entre 335 y 365 metros cuadrados cada una. Una de ellas cuenta con tres aulas de 45 metros cuadrados.

Estos serán los primeros inquilinos del revitalizado Intra, pero no los únicos que llegarán en 2011. En mayo está previsto que concluyan las obras de reforma que se están llevando a cabo en el antiguo secadero de tabacos con un presupuesto superior a los cuatro millones de euros -3,6 más impuestos- y que permitirán su adecuación para convertirse en la nueva sede de la Fundación Prodintec. Sus 175 trabajadores podrían instalarse ya en el Intra en torno al mes de junio o julio.

Para el verano también está previsto que concluya la rehabilitación de los silos, actualmente pendiente de la concesión de la licencia de obras. El Grupo MBA, dedicado a la distribución de productos médicos especializados en ortopedia, traumatología y neurocirugía, ha comprometido una inversión de 4,2 millones de euros para recuperar esta parte del Intra y establecer ahí su sede en Asturias. La empresa recuperará y ocupará un total de 4.500 metros cuadrados de superficie, que incluye las dos edificaciones verticales y la planta situada bajo rasante. La intervención sobre estas construcciones comenzará previsiblemente en enero y podría prolongarse en torno a seis o siete meses, por lo que en el segundo semestre de 2011 ya podrían instalarse en los silos los 80 empleados altamente cualificados, doce de ellos en puestos de nueva creación, de MBA.

La obra más atrasada es la de recuperación de las antiguas escuelas-taller, junto a la UNED, que cuenta con un presupuesto de 3,1 millones de euros. La mitad de estos fondos son aportados por el gobierno noruego a través del Mecanismo Financiero Noruego, por lo que el inmueble ya es conocido como 'Edificio Noruega'. La rehabilitación aún está pendiente de adjudicatario, aunque es posible que los trabajos, con un plazo de ejecución de cuatro meses, comiencen a finales de enero o principios de febrero. Aún no se conoce qué empresas ocuparán este espacio, aunque desde el Ayuntamiento se asegura que «con las que han manifestado su interés, ya se podría ocupar en su totalidad».

Las actuaciones en el entorno se completarán con la reforma de los viales que rodean el conjunto de edificios, la creación de un aparcamiento junto al 'Edificio Noruega', la habilitación de una rotonda que conecte con la avenida de la Pecuaria y la urbanización de la calle que pasa frente al IES Universidad Laboral -desde la avenida del Jardín Botánico hasta el centro de Thyssen-, que contará con aceras y ganará plazas de aparcamiento. Todo se financiará con cargo al Plan A.