La falta de fondos obliga a parar las obras del convento de las Clarisas

El monasterio de Villaviciosa necesita 500.000 euros para finalizar la reforma

T. BASTERRAVILLAVICIOSA.
María Luisa Picado, en el exterior del convento en obras. ::
                             T. B./
María Luisa Picado, en el exterior del convento en obras. :: T. B.

Tres años después de que se iniciasen los trabajos de restauración del monasterio de las Clarisas de Villaviciosa, las religiosas van a tener que parar las obras por falta de fondos. Así lo indicó la abadesa María Luisa Picado, quien indicó que «aún nos queda por hacer más de la mitad porque de los techos de cuatro alas que tiene el convento sólo hemos podido terminar uno y también nos falta el de la iglesia».

Fue a comienzos del 2008 cuando se descubrió que una plaga de carcoma amenazaba con acabar con la cubierta de este histórico inmueble de 1723. Según recuerda la abadesa, «aquí, como es un edificio viejo, cuando empezamos a reparar una cosa aparece otra que hay que arreglar. Al final está siendo como hacerlo de nuevo». Comenzaron por el techo, pero luego tuvieron que reparar el centenario sistema de saneamiento y, posteriormente, el vetusto tendido eléctrico del convento con más de medio siglo de antigüedad.

Pese a que el Principado contrató a una empresa para que acabase con la carcoma, las religiosas señalan que «sólo fue una parte pequeña de la obra». De hecho, en la actualidad se está reforzando con hierro todas las vigas de la cubierta por miedo a que el parásito pueda volver a aparecer.

El Gobierno regional no fue la única entidad que colaboró en la restauración, también lo hicieron el Ayuntamiento de Villaviciosa o Cajastur, aunque con cantidades pequeñas para sus posibilidades.

«Los que más nos han aportado para seguir con la restauración han sido los monasterios de las Clarisas del resto de España. También las personas que nos han hecho donativos o han comprado en nuestros mercadillos», explica Picado.

Entrevista con el arzobispo

La abadesa tiene solicitada una entrevista con el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, para explicarle la situación del convento de Villaviciosa y pedirle que destine fondos del arzobispado para continuar la obras. «Queremos que lo sepa de primera mano. Tenemos esperanzas en que nos ayude», apunta Picado.

Para las religiosas, que sólo podrán continuar sufragando los trabajos durante este mes, es vital que las instituciones se impliquen en este proyecto y les ayuden a financiar las obras ya que, según estimó la abadesa, aún es necesario invertir 500.000 euros para concluir la restauración del convento de las Clarisas de Villaviciosa.