Deseo dejar claro que mi presencia el pasado sábado en el acto de apoyo al señor Álvarez-Cascos fue en todo momento a título personal. De ningún modo acudí en calidad de presidente de la Junta de Representantes del Alumnado del Colegio de la Inmaculada, como se desprende de los artículos. El órgano que presido tiene como ámbito estatutario de actuación exclusivamente el colegio, y por ello jamás podría hacer declaraciones de otro tipo, mucho menos políticas.