Los socialistas califican de «trampa» el catálogo propuesto por IU

El documento pretendía proteger suelo industrial y la ladera en la que se asientan la vías del tren

J. F. G.PIEDRAS BLANCAS.

La inclusión de la finca de las dunas de El Espartal no era la única novedad contemplada en la propuesta de catálogo presentada por IU y abortada a causa de la abstención del PSOE y del PP, único inquilino de la bancada de la oposición.

Según el PSOE, incluía declarar conjunto de interés patrimonial natural todo el sistema dunar y fluvial del Espartal y del río Raíces, unos 150.000 metros cuadrados: la explanada de San Juan de Nieva - propiedad de la Autoridad Portuaria- todo el Pinar de Salinas, con las balsas de la Asturiana, el entorno del Peñón de Raíces y La Llosona, la ladera que discurre paralela a la N-632, en la que se asientan las vías del tren, las actuales y las previstas en el trazado de la Ronda Norte. Para situarse, el terreno que IU quiere incluir en el catálogo urbanístico se extiende desde la bocana de la ría hasta Raíces Viejo, y a lo ancho, desde la orilla de la playa de Salinas hasta la Llosona, áreas industriales incluidas.

Galán, el portavoz municipal y desde ayer candidato del Partido Socialista a la alcaldía del Ayuntamiento de Castrillón, lo tiene claro: «Era una propuesta trampa», manifestó antes de entrar en detalles. Galán destacó que la propuesta interfiere un convenio que transfiere a una empresa derechos de aprovechamiento en una extensión de 25.000 metros cuadrados, al suscrito con Canteras Arrojo, que permite su ampliación y al firmado entre la Dirección General de Costas, la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento para la regeneración medioambiental de la playa de San Juan-Salinas y la mejora de la entrada al puerto de Avilés.

Galán añadió que tal propuesta, «además de poner trabas a una empresa que tiene unos derechos edificatorios adquiridos y reconocidos por varias sentencias», también podría obstaculizar «el desarrollo de las empresas asentadas en la zona y el trazado de la Ronda Norte a su paso por Castrillón».

Si IU considera que su propuesta de catálogo es «inamovible», el PSOE, al menos según manifestó Galán, tampoco está dispuesto a dar marcha atrás. Ni un paso.