La Camorra blanquea el dinero negro comprando joyas

Maurizio Prestiere relató a Roberto Saviano que los narcotraficantes italianos blanquean el dinero, entre otros sistemas, comprando piedras preciosas, especialmente diamantes, esmeraldas, topacios, rubíes y lapislázuli, que esconden en botella vacías de plástico, que a su vez entierran en diferentes zonas de los barrios donde viven.

«Las casas, los coches, las villas, y otras propiedades las puede confiscar la Justicia. Las piedras preciosas no se devalúan y si hace falta liquidez se pueden vender fácilmente en cualquier parte del mundo. Los billetes de banco se pueden esconder bajo las piedras, pero se pudren, los diamantes son para toda la vida», afirmó el mafioso.