El Callejón del Gato estrena una obra infantil

'Semillas de cardamomo' se verá el próximo viernes en Avilés y tres días después se presentará en Gijón en el marco de Feten

MARIFÉ ANTUÑA
El Callejón del Gato estrena una obra infantil

Estrella sale a hacer un recado y empieza su aventura. Debe conseguir semillas de cardamomo y sin darse cuenta se irá encontrando con distintos personajes, en diferentes estaciones. Ese es el argumento de 'Semillas de cardamomo', la obra infantil que El Callejón del Gato estrena el viernes próximo en el Centro Cultural Los Canapés, en Avilés. Tres días después, el lunes 21, se podrá ver en el Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón en el marco de la Feria Europea de Teatro para Niños y Niñas, Feten 2011. Ana Morán, Ana Eva Guerra y Moisés González son los tres intépretes de una obra que es la adaptación de 'La ramita de hierbabuena', de Eduardo Zamanillo. Guerra y González ejercen también de directores en este montaje que tiene mucho de obra colectiva, puesto que nació en cierta forma de las clases de la escuela de teatro de la compañía. «A partir del texto de Zamanillo fuimos haciendo muchas improvisaciones, muchas escenas y a partir de ese trabajo fueron surgiendo variaciones», detalla Moises González, quien subraya cómo esa relación tan estrecha con la historia les animó a llevarla más allá de la pedagogía e instalarla sobre las tablas. En todo caso se trata de una versión muy libre del texto de Zamanillo. Si en el original el protagonista era un niño, en su pieza lo es una niña. Aquel chiquillo viajaba en el tiempo y llegaba incluso a ser un viejo, mientras que su niña no crece, sino que viaja por el espacio. «La niña tiene que ir superando diferentes pruebas para conseguir lo que su madre le encargó, nosotros le damos esa dimensión y tratamos de mostrar que hay que tener paciencia, que los resultados no tienen por qué ser inmediatos, que las cosas requieren esfuerzo», indica Moisés González. No solo eso, sino que hace falta tener buenos amigos para conseguir los fines. Esa es la moraleja de una historia familiar, pero dirigida de manera especial a niños de entre 4 y 8 años.

Fotos

Vídeos