Aspirinas de payasos para el frío

Tras la suspensión del domingo, 'Mono A Mono B' venció a la lluvia

Algunas de las acrobacias del espectáculo 'Mono A Mono B' de Capitán Maravilla Producciones. ::                             FOTOS DE LUIS SEVILLA/
Algunas de las acrobacias del espectáculo 'Mono A Mono B' de Capitán Maravilla Producciones. :: FOTOS DE LUIS SEVILLA

«Los payasos son como las aspirinas, sólo que tienen efectos mucho más rápidos». Lo decía Groucho Marx y son muchos quienes lo llevan a rajatabla. Entre ellos, los actores de las 65 compañías nacionales y europeas que estos días recetan risas en la Feria Europea de Artes Escénicas para Niños y Niñas de Gijón (Feten). Pasaban ya de las cinco de la tarde y muchos de los asistentes esperaban con ganas de siesta el comienzo del espectáculo en el Paseo de Begoña. Los más pequeños se escondían en sus capuchas de las inclemencias del tiempo. Mientras, los actores de Capitán Maravilla Producciones secaban con más ganas que eficacia -seguían cayendo gotas- la lona en la que minutos después actuarían.

Por un momento, pareció imposible. Pero las primeras palabras de David Morales y Victor Ortiz de la Torre consiguieron desperezar a los más reticentes. 'Mono A Mono B', el único espectáculo que tuvo que cancelarse el domingo, iba a representarse sí o sí. «Actuaremos hasta que empiece a llover y un poco más. Luego no, porque el espectáculo tiene muchas acrobacias, y más que peligroso, resultaría patético», anunciaban dibujando las primeras sonrisas. Ya lo avisaba el cartel: 'Dos monos, muchas posibilidades'. Y vaya si las hubo. Además de acrobacias, malabares, piruetas y mucho humor. Aún así, el viento se empeñó en desmantelar el decorado; hecho que el grupo de Castilla La Mancha aprovechó para recordar: «Con dinero, la gente pone un suelo que pesa y no se lo lleva el aire. ¿Alguien quiere invertir?».

Lo que ellos definieron como un «espectáculo como todos los demás, que a la mitad diréis 'yo esto ya lo he visto', pero está hecho así queriendo» se convirtió en una de las grandes sorpresas de la tarde. Tanto, que cuando acabó Capitán Maravilla Producciones había perdido el interior de un coche, pasto de las llamas, pero se había ganado a unos cuantos seguidores incondicionales. A pocos metros, los artistas catalanes de Sienta la Cabeza transformaban con algunos aerosoles y más destreza la melena de una niña en una playa con agitadas olas, sol, arena, palmeras y bañistas.

Cuando empezó a llover con ganas, muchos se resguardaron en el Teatro Jovellanos, al calor de los 'Triálogos clownescos' de Oriolo & Extres. Gregor Acuña, Javier Centeno y Oriol Boixader les hicieron entrar en calor con la original actuación de tres payasos que cara al público realizaban inocentes escenas de humor y, entre bambalinas -donde colaron a los espectadores-, debatían sobre el pesimismo, la crisis y el teatro infantil, acercando a los niños a temas que no sólo son de mayores. Después de todo, los mayores fueron ayer mucho más niños.

Fotos

Vídeos