Feten también habla de sexo

El Espejo Negro representó la vida de un espermatozoide

AIDA COLLADOGIJÓN.
Comienzo de la obra de El Espejo Negro, en Feten. ::                             LUIS SEVILLA/
Comienzo de la obra de El Espejo Negro, en Feten. :: LUIS SEVILLA

Se acabaron las historias confusas, que ponían en manos de la cigüeña -un pájaro, al fin y al cabo- el destino de muchas familias. En Gijón, ya no hay apeadero para los trenes que llegaban de París cargados de bebés. La compañía El Espejo Negro fue la encargada de borrar de un plumazo las leyendas sin sentido, para explicar a los más pequeños todos los detalles de la fecundación a través de 'El fantástico viaje de Jonás, el espermatozoide'. Y lo que empezó en Feten con el objetivo de aclarar las ideas de los más pequeños, acabó con los padres en pie, aplaudiendo, incluso después de que se encendiesen las luces del Teatro Jovellanos.

Los actores Rafa Castillo -también coguionista-, Paki Díaz y David García subieron al escenario la obra escrita y dirigida por Ángel Calvente. Ellos dieron vida a Jonás, conocido entre sus compañeros como «el espermatozoide más famoso del testículo izquierdo», por su aparente falta de instinto y su carácter vago.

Antes de nada, pusieron a los niños en antecedentes, con una serie de dibujos que completaron sus conocimientos de anatomía. Después, un reticente Jonás se lanzó al concurso de su vida, la gran carrera de la fecundación. Con una banda sonora que se balanceaba entre el 'Resistiré' del Dúo Dinámico y 'Bailar pegados' de Sergio Dalma al 'Thriller' de Michael Jackson y algún clásico de Cher, el protagonista se fue encontrando con distintos personajes; desde el señor Testosterona a la general Próstata; y de Orín, «esa última gota que tanto molesta» atrapada en la uretra, a los pólipos y el cuello del útero de su nueva anfitriona. Un largo viaje sin retorno que le llevó, con su casco de cromosomas, al codiciado óvulo. Ya no hay secretos. Feten los ha desvelado.

Fotos

Vídeos