Fetén aborda los cambios en los juegos infantiles por las nuevas tecnologías

El Ballet Carmen Roche de Madrid representó en el Teatro Jovellanos 'La niña farola'

AIDA COLLADOGIJÓN.
El espectáculo de danza 'La niña farola', del Ballet Carmen Roche. ::                             JOAQUÍN BILBAO/
El espectáculo de danza 'La niña farola', del Ballet Carmen Roche. :: JOAQUÍN BILBAO

El Ballet Carmen Roche tomó ayer el escenario del teatro Jovellanos para devolver a los padres allí presentes al pasado. A uno no muy lejano donde las videoconsolas y los ordenadores no eran los reyes del tiempo libre. Donde las peonzas y el escondite difícilmente podrían ser destronados. Lo hizo a través de su obra 'La niña farola', que invita al público a reflexionar sobre el cambio en la perspectiva de los niños a la hora de jugar, tras la revolución de las nuevas tecnologías.

Para ello, sumerge al espectador en la vida de Lola, una niña con una curiosa anomalía: absorbe la energía de todos los aparatos eléctricos. Y como no le gusta que la vean encender o apagar luces con sólo un gesto, siempre ha vivido apartada del resto de los niños. Su mejor amigo, «que no habla mucho», es un ordenador portátil. Pero tras cambiarse de barrio, la protagonista descubre un parque de lo más peculiar donde se encuentra con nuevos personajes.

Los cinco bailarines principales del espectáculo no tardaron en dar muestra de sus diferentes personalidades, reflejadas en el movimiento. La niña farola, el personaje estrella, es el más cercano al baile contemporáneo; pero la obra incluye piezas del estilo urbano y la danza clásica.

El espectáculo, además de divertir a los más pequeños, tenía como objetivo «devolver a los adultos a los años de su infancia. Es una obra en la que todo el mundo disfruta y sirve para que se reflexione sobre muchos aspectos», había advertido María Castro, encargada de su producción y distribución, en representación de la compañía.

La Feria Europea de Artes Escénicas para Niños y Niñas de Gijón apura hoy, en su última jornada, las últimas propuestas. A las 17.30 horas, en el Centro de Cultura Antiguo Instituto, tendrá lugar la entrega de los Premios Fetén 2011. Más tarde, el teatro Jovellanos acogerá la clausura del festival, con la actuación de los catalanes Roseland Musical, 'Pinocchio'. Será también el último día para disfrutar de la muestra 'Yo soy Pinocho. La historia de Pinocho, como nunca te la han contado', en la sala 2 del Centro de Cultura Antiguo Instituto; así como de 'Los títeres' (Galiot Teatre) y 'La animalada' (Katakrak), que se despedirán del paseo de Begoña y la plaza del Parchís.

Fotos

Vídeos