Varias pintadas en edificios de Cangas reclaman la restauración de Gillón

El Ayuntamiento asegura que la minera Antracitas de Gillón no actuó en las viviendas dañadas, para lo que recibió 1,2 millones

J. M. AZCÁRATECANGAS DEL NARCEA.
Dos operarios municipales limpian una pintada de la fachada del Consistorio de Cangas. ::                             AZCÁRATE/
Dos operarios municipales limpian una pintada de la fachada del Consistorio de Cangas. :: AZCÁRATE

El Ayuntamiento de Cangas del Narcea, la estación de autobuses, el edificio de servicios múltiples en el que el Principado dispone de varias oficinas, el suelo de la plaza Mayor, la sucursal de Cajastur y hasta un autocar de la empresa Alsa amanecieron ayer con pintadas en las que se leía: «¿Quién robó los 1,5 millones de euros en obras de restauración: el PSOE y Antracitas de Gillón?». Con esa expresión se reclama la restauración de las escombreras mineras del valle de Gillón y de unas catorce casas del pueblo que, según los vecinos, registran desde hace varios años la aparición de grietas y corrimientos de suelo, unos «daños irreversibles» constatados en un informe del arquitecto municipal.

El Ayuntamiento cangués condenó ayer unos hechos «lamentables que empañan la justa reivindicación de los vecinos de Gillón» y se puso a disposición de las fuerzas de seguridad para encontrar a los autores de «esta gamberrada», cuya identidad se desconoce. Entretanto, durante la mañana de ayer, empleados municipales limpiaron los espacios afectados.

La aparición de las pintadas tuvo lugar tras un Pleno celebrado en la tarde del jueves en el que la Corporación aprobó por unanimidad una moción de urgencia del equipo de gobierno mediante la que se insta al Principado exigir «a la empresa Antracitas de Gillón la inmediata recuperación medioambiental del entorno en el parque natural de Fuentes del Narcea y de las viviendas de Gillón», para lo que recibió más de 1,2 millones de euros en subvenciones entre 1998 y 2004.

Y es que un informe técnico municipal de diciembre de 2010 concluye «que no se ha llevado a cabo ninguna medida correctora en materia de restauración medioambiental en ninguno de los grupos mineros de Antracitas de Gillón».

El alcalde cangués, José Manuel Martínez, acusó a su antecesor, el socialista José Manuel Cuervo, de «inhibirse» del asunto al afirmar que «el Ayuntamiento no puede tomar partido ni por la empresa ni por el pueblo»: «No se puede entender, porque los desperfectos vienen produciéndose desde hace más de 20 años y nada se ha hecho desde el Ayuntamiento».