Caja Rural supera en cinco puntos la exigencia legal de 'core capital'

J. C. V.GIJÓN.

Caja Rural de Asturias supera en cinco puntos las exigencias legales de 'core capital' -el indicador que mide la solvencia de bancos y cajas- al cerrar el ejercicio pasado con una ratio del 15,32% -el Gobierno exige un mínimo del 10% para las entidades no cotizadas- y una cifra de recursos propios superior a los 280 millones de euros.

Al cierre del año pasado, la cooperativa de crédito presidida por Román Suárez Blanco explotaba unos activos medios de 2.895 millones de euros que permitieron un beneficio atribuido de 13,40 millones de euros, el 18,48% inferiores al registrado en 2009 y el 4,19% superior a la cifra presupuestada por la entidad financiera.

Balance

La cifra final del balance alcanzó los 2.899 millones de euros, un 7,43% más, mientras que el negocio con clientes aumentó un 2,43% y superó los 4.415 millones de euros. De este incremento, un 1,68% correspondió a un aumento de los recursos y un 3,17% a la inversión. En este sentido, a lo largo del ejercicio Caja Rural tramitó 15.130 operaciones de crédito por un importe de 505 millones de euros.

A mes de diciembre, el índice de cobertura de la entidad ascendió al 56,12%, con un ratio de morosidad del 4,87%.

En los últimos cinco años la cooperativa de crédito ha incrementado su volumen de negocio en 1.121 millones.