«Las mujeres reivindicamos poco nuestras aportaciones»

Josefa Masegosa Investigadora del Instituto de Astrofísica de Andalucía«A pesar de que hay muchas estudiantes de Física, muy pocas se convierten en científicas. Faltan modelos femeninos»

J. ESCUDEROGIJÓN.
Josefa Masegosa. ::
                             CITOULA/
Josefa Masegosa. :: CITOULA

«Las contribuciones más significativas al estudio de la composición química del Universo las han hecho las mujeres». Josefa Masegosa Gallego (Almería, 1957) puso ayer en valor las aportaciones de las científicas al campo de la física y la astronomía en los últimos siglos durante una conferencia encuadrada en las jornadas de coeducación 'Igualdad con todas las letras'. La investigadora del Instituto de Astrofísica de Andalucía recordó nombres como los de la estadounidense Henrietta Leavitt, quien estableció la relación Periodo-Luminosidad con la que se puede medir la distancia entre estrellas y galaxias, o la inglesa Margaret Burbidge, quien descubrió cómo se sintetizan los elementos químicos dentro de las estrellas. Pero estas aportaciones apenas son conocidas por las sociedad porque, como opina Masegosa, «las mujeres reivindicamos muy poco nuestro papel y contribuciones».

-La ponencia se titula 'La química del Universo: una historia de mujeres'.

-Quería contar esa historia que no se ve sobre cuál es nuestro conocimiento del Universo y la importancia que tiene el origen de los elementos químicos. Pensé en hablar de la química de Universo, porque estamos en el Año Internacional de la Química, pero entonces me di cuenta de que las contribuciones más significativas al estudio de la composición química del Universo las han hecho las mujeres.

-¿Por qué estos descubrimientos han pasado inadvertidos para la sociedad?

-Las razones son sociológicas. La Historia siempre la escriben los vencedores y, en este caso, ha sido construida por los hombres. También hay una razón que explica por qué han pasado inadvertidas. Cuando un hombre realiza un descubrimiento importante, se le pone su nombre, con lo cual el hombre queda para la posterioridad. En cambio, cuando un descubrimiento lo hace una mujer, se pone el nombre del efecto y no el de la mujer, con lo cual la científica desaparece de la Historia.

-¿Esto significa que las mujeres no se reivindican lo suficiente?

-Desde mi experiencia, creo que es así. Las mujeres reivindicamos muy poco nuestro papel y nuestras contribuciones. Mientras los hombres están educados para ser competitivos y resaltar, las mujeres están en la ciencia de forma más humilde.

-¿Esta diferencia de visibilidad se agudiza más en el campo de las ciencias?

-Los roles se van aprendiendo y asumiendo mientras crecemos. Desde pequeños hemos visto que las chicas tenían que ser maestras, pero no ingenieras, porque este campo era masculino. Las mujeres se hacen visibles en otros entornos, como en farmacia, pero en física o ingeniería están prácticamente ausentes.

Obstáculos sociales

-¿Los científicos han puesto obstáculos a las mujeres?

-La ciencia está inmersa en una sociedad, y la sociedad es la que pone estos obstáculos al desarrollo de las mujeres. Esto también ocurre en otros ámbitos, como el empresarial.

-¿Cuál es la situación de las físicas en el siglo XXI?

-A pesar de que hay muchas estudiantes de física, muy pocas se convierten en científicas. Uno de los factores es la ausencia de modelos femeninos en este ámbito. Si no tienen profesoras en la Universidad, se pueden preguntar '¿Qué hago yo aquí?' y plantearse ir a otra carrera. Pero lo cierto es que la situación está mejorando mucho, aunque todavía somos pocas científicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos