El Centro de Arte Rupestre de Tito Bustillo, «un museo carente de alma»

El investigador riosellano Juan José Pérez se suma al grupo de críticos del nuevo equipamiento

JUAN GARCÍARIBADESELLA.

Juan José Pérez Valle, director de la revista cultural 'La Plaza Nueva' y experto investigador que suele sumergirse en los recovecos de la historia local riosellana, cree que al Centro de Arte Rupestre de Tito Bustillo le falta 'el alma'. Pérez Valle se integra así en el grupo de críticos con el nuevo equipamiento. Al igual que otros muchos vecinos, esperaba algo más y se siente «decepcionado» con el resultado. «Creo que el contenido no se corresponde con el continente. Lo encontré bastante pobre y frío, sin alma. Quizás no han sabido captar la esencia de lo que representa Tito Bustillo», afirmó. Este vocal de la junta directiva de la Asociación Cultural Amigos de Ribadesella echó en falta algunos importantes detalles. Entre ellos, una conexión del inmueble con el Macizo de Ardines u otra representación diferente para el Panel Principal (Conjunto X) de la cueva riosellana. También cree que las zonas de la cueva que no están abiertas al público se han representado de forma «bastante pobre». En definitiva, «unos contenidos limitados por rebajas presupuestarias que nos han dejado un aula didáctica en grandes dimensiones».

Pérez Valle entiende que el propósito original de crear un museo llamativo capaz de convertirse en un referente mundial «es una oportunidad perdida», aunque también espera que «con los años pueda mejorarse». «Respecto a lo que teníamos, es un avance importante, ya que la vieja aula didáctica era muy pequeña. Ahora tenemos un digno espacio expositivo que por sí sólo llama la atención del visitante, pero su contenido debe mejorarse», añadió. Tampoco quedó sorprendido por el número de visitas recibidas durante los seis primeros días de apertura (4.371). «Era algo previsible. En su primer año tendrá miles de visitantes, pero en años sucesivos irá menguando y acabará como el aula didáctica. Esto pasa con todos los museos. Al principio tienen un gran tirón mediático, pero con el tiempo lo van perdiendo», añadió.

Donde tampoco le van mal las cosas al Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo es en el ranking del concurso promovido por el diario EL COMERCIO para establecer el icono de la Asturias actual. Los lectores deben elegir entre diez nuevos equipamientos de la región. El riosellano ocupaba ayer el puesto número cinco por delante del Museo Jurásico, el Parador de Corias, El Musel, el Hospital y Fuentes de Invierno. El primer puesto era ocupado por el Niemeyer, seguido de La Laboral, el Calatrava y el complejo deportivo Fernando Alonso. Este último a escasa distancia del CAR Tito Bustillo.