El comité sospecha que Luis Arias maquilló las cuentas de la Cámara para la reelección

Dice que presentó un «resultado económico positivo, pero falso» de 2009 «quizá con el ánimo de prostituir» el proceso electoral

A. P.GIJÓN.
Luis Arias de Velasco. ::
                             PAÑEDA/
Luis Arias de Velasco. :: PAÑEDA

El comité de empresa de la Cámara de Comercio de Gijón ha iniciado la contraofensiva contra Luis Arias de Velasco y sus más directos colaboradores. Lo hace después de muchos meses de tensiones y aprovechando que pasado mañana se celebrará una sesión plenaria del estamento cameral en la que, entre otros asuntos, se presentará el balance de cuentas del año 2010. Los representantes de los trabajadores han remitido una carta certificada a todos los miembros del plenario, en la que no sólo apelan a su cordura y responsabilidad en la gestión de la Cámara, sino que ponen en solfa la gestión de Luis Arias de Velasco a lo largo de los últimos cinco años.

Con esta medida sin precedentes, el comité de empresa pretende que todos ellos tengan una información completa de, aseguran, «la otra realidad» de la Cámara de Comercio. Para ello, aportan una serie de reflexiones que, esperan, al menos obliguen a meditar a los máximos responsables de la Cámara antes de dar el visto bueno a la gestión de Arias de Velasco.

La epístola hace especial mención a la situación económica de la Cámara, que afronta momentos complicados que conllevarán, con toda seguridad, la pérdida de puestos de trabajo en los próximos meses. En ese sentido, el comité de empresa recuerda a los plenarios que el año 2006, cuando llegó Luis Arias a la presidencia, la Cámara tenía 'en caja' 523.653 euros y que, cinco años después, ese superávit se ha convertido en un déficit admitido de casi un millón de euros. Por ello, se preguntan quién es el responsable de esa gestión económica.

Las críticas del comité de empresa van incluso más allá. No se explican cómo la Cámara pudo cerrar sus cuentas del año 2009 con 16.000 euros de beneficios y, un año después, se presenta un balance con casi un millón de pérdidas. Para los representantes de los trabajadores, la respuesta es sencilla: Luis Arias de Velasco ocultó a finales de 2009 los déficits económicos arrastrados para poder presentarse a la reelección como presidente. «Es además inmoral que este resultado económico positivo (pero falso) se aprobase en plena recta final de una campaña electoral tremendamente igualada, quizá con el ánimo de prostituir el resultado final», dice el comité en su misiva.

De hecho, Luis Arias de Velasco, el 7 de febrero de 2010, en la campaña electoral para optar a la reelección como presidente de la Cámara de Comercio, decía en una entrevista concedida a EL COMERCIO que: «Nuestro mandato acaba con 200.000 euros de beneficios, que deberán revertir en servicios para las empresas... Estamos muy orgullosos de la gestión económica, porque hemos logrado una importante diversificación de ingresos; sin rebajar lo que ingresamos por la actividad ferial».

El final de una etapa

Poco más de un año después de esas manifestaciones, Arias de Velasco presentará el jueves al pleno de la Cámara no 200.000 euros de beneficios, sino más de un millón de euros de pérdidas. Por ello, el comité de empresa insiste en su carta a los plenarios sobre ese asunto de las finanzas y la gestión, a la vez que se muestran abiertos a hacer el esfuerzo que sea posible por parte de los trabajadores para recomponer la situación de la Cámara y dejarla en disposición de tener garantías de futuro.

En este sentido, es necesario recordar que, a partir del próximo año, todas las cámaras de comercio dejarán de percibir buena parte de las cuotas de las empresas, hasta ahora obligatorias. Pero la Cámara de Comercio de Gijón, que explota el recinto ferial, no debería tener tantos problemas como otras por esos ingresos atípicos. La realidad es diferente, sobre todo, entiende el comité de empresa, porque desde la llegada de Luis Arias de Velasco a la presidencia la plantilla ha crecido desde 50 a 69 trabajadores. Muchos de estos detalles los ponen también en conocimiento de los miembros del plenario en la carta remitida el pasado viernes.

La dirección de la Cámara gijonesa rehusó hacer ayer declaraciones sobre el contenido del escrito de los representantes de los trabajadores.

Fotos

Vídeos