Confederación revisará la senda peatonal del río Linares

Sus técnicos comprobarán si la obra desvió la crecida del 16 de junio que inundó buena parte del núcleo urbano de Villaviciosa

T. BASTERRAVILLAVICIOSA.

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) revisará la senda peatonal del río Linares para comprobar si pudo ser causa del desvío de la crecida del pasado 16 de junio, que inundó buena parte del casco urbano de Villaviciosa. Así lo indicó anteanoche el presidente de CHC, Jorge Marquínez, ante las preguntas de los numerosos vecinos que asistieron a su conferencia celebrada en Capistrano y organizada por la asociación paisajístico-cultural Cubera.

«El Ayuntamiento nos ha transmitido que creen que la senda hace de muro y que existe la posibilidad de que desviase la crecida. Nosotros nos hemos comprometido a estudiarlo y si observamos que es necesario realizar alguna corrección porque esta obra genera más daños de los que elimina, ésta se corregirá» manifestó Marquínez a los vecinos, aunque apuntó que «aún no se sabe qué efecto tiene esta infraestructura sobre las crecidas» porque, desde su construcción en 2009, sólo se ha producido una riada de estas características.

Marquínez no quiso pronunciarse sobre si la senda peatonal es una obra bien o mal hecha, pero sí señaló que «no es buena práctica acorralar el río. Es mejor dejar que se desborde y no proteger las cosas». Incluso el presidente de CHC añadió, en relación a otras actuaciones mal ejecutadas, que «hay que aprender de los errores y la Confederación está modificando obras que se hicieron en la década de los noventa».

En cuanto a si el puente de Huetes y el 'Puentón' pudieron hacer de presas incrementando la inundación del 16 de junio, Marquínez indicó que el problema de estos viaductos no hubiese sido tan significativo si la crecida no hubiese coincidido con la marea alta.

Con respecto a quién debe acometer la limpieza de los ojos de ambos puentes -motivo por el que el Ayuntamiento maliayo y la Demarcación de Costas han acabado en los tribunales- subrayó que «deben ser los propietarios de las infraestructuras los que las dejen operativas». El 'Puentón' pertenece a Carreteras del Principado.