Fallece en Santander el periodista de bolos Marcelino Ortiz Tercilla

GUILLERMO F. BUERGOLLANES.

Víctima de un aneurisma, a los 83 años, falleció en la madrugada de ayer en Santander Marcelino Ortiz Tercilla, la gran referencia dentro del periodismo de los bolos y columnista cotidiano del periódico EL DIARIO MONTAÑÉS. La noticia de su muerte causó honda impresión en el seno de la familia bolística de Cantabria y Asturias. Más de 60 años llevaba 'Marce' contando el día a día de los bolos, tras haber iniciado su andadura periodística en el semanario 'Tanto', en 1950, para pasar dos años más tarde a la redacción de EL DIARIO MONTAÑÉS, en colaboración con José Manuel de las Cuevas 'Nel'. Desde 1964 se ocupaba de narrar en solitario hasta el más mínimo detalle del deporte vernáculo.

Marcelino Ortiz estaba en posesión de doce medallas de oro concedidas por varias federaciones y peñas deportivas, infinidad de preseas de plata e incontables de bronce. En el año 1995 fue reconocido, en Panes, con el Premio Pico Peñamellera de Bolos, en su primera edición.

Con gran cariño trató en sus páginas Marcelino Ortiz todo lo relacionado con el bolo palma asturiano y era un asiduo visitante a los grandes torneos que se celebran en Noriega, Alles, Panes y Suarías. Así, ayer, Isidro Caballero, presidente de la Asociación Pico Peñamellera, reconocía que «la figura de Marcelino será casi imposible de sustituir porque marcó lo más representativo del periodismo de los bolos a lo largo de su historia». Desde Cantabria, José Ángel Hoyos Perote, vicepresidente de la federación regional de bolos, comentó que «con Marcelino se va una parte importante de la historia de nuestro juego. Lo que escribía era palabra de Dios para sus lectores».