Las ventas de los estancos caen un 35%

La asociación insta al Gobierno nacional a llevar a cabo una regulación del sector «para revalorizar nuestros negocios» «No podemos vender un producto bajo pérdidas», critica Empresarios y Comerciantes del Tabaco

JESÚS ESCUDEROGIJÓN.
María del Mar Puerta, vicepresidenta de la asociación Ecot. ::                             P. UCHA/
María del Mar Puerta, vicepresidenta de la asociación Ecot. :: P. UCHA

Corren malos tiempos para el negocio del tabaco. A la reciente entrada en vigor de la Ley Antitabaco, con medidas tan polémicas como la prohibición de fumar en espacios públicos cerrados y en lugares al aire libre cercanos a colegios y centros sanitarios, se le ha unido la grave crisis económica que ha provocado una alarmante bajada de las ventas en el sector, hasta el punto de rondar el 35% en lo que va de año. Ante esta complicada situación, la asociación Empresarios y Comerciantes del Tabaco (Ecot), que aglutina al 25% del sector nacional, exige una regulación por parte del Gobierno central «para revalorizar los negocios de los estancos», expresa la vicepresidenta del colectivo, la gijonesa María del Mar Puerta.

Los estanqueros aseguran sentirse «indignados e impotentes» por esta importante reducción de las ventas, que alcanza a los 67 estancos de la ciudad y a los 430 existentes en toda Asturias. Esta situación «crítica» se ha visto agravada en las últimas semanas por la 'guerra de precios' desencadenada por las grandes tabaqueras, que afecta especialmente a los estancos. «Estamos pasando una situación crítica. Han bajado los precios de venta al público por debajo del de adquisición. Es decir, los estancos estamos vendiendo tabaco por debajo del precio de compra. Ningún negocio vende un producto bajo pérdidas», advierte María del Mar Puerta, al tiempo que añade que «ningún sector empresarial puede asumir la apertura de negocios asumiendo ya pérdidas».

Este «malestar» en el sector minorista ha provocado, denuncia la asociación Ecot, «una grave confusión al consumidor», además de «afectar a la imagen de todo un sector del que los estancos son los principales perjudicados». Por ello, culpan a la Administración de darles la espalda al no proceder a una regulación que posibilite la mejora sustancial de las condiciones económicas del sector, una circunstancia que repercutiría a su vez en garantizar los empleos y sueldos de los trabajadores de los estancos. «Es necesaria una regulación del mercado para evitar las subidas y bajadas de los precios de compra», incide la vicepresidenta de Ecot.

Negación de las devoluciones

María del Mar Puerta recuerda que «los estanqueros no somos empresas privadas, sino que, como concesionarios del Estado, estamos sujetos a un riguroso régimen de obligaciones, limitaciones, infracciones y sanciones que no nos dejan ámbito para actuar con la libertad con que se puede actuar en otros sectores económicos o por otros intervinientes en el mercado de tabacos que sí son empresas privadas».

En este sentido, Empresarios y Comerciantes del Tabaco denuncia la imposibilidad de devolver productos una vez adquiridos, lo que repercute en un aumento de las pérdidas de los estancos. «Se nos niega sistemáticamente la devolución de labores por la empresa distribuidora teniendo que hacer frente a pérdidas difícilmente asumibles», resume la vicepresidenta de Ecot y propietaria de un estanco en la calle de San Antonio.