Nace en Covadonga 'Primorias', un proyecto cultural de dos regiones

El encuentro apuesta por la continuidad y la edición del próximo año tendrá lugar en el monasterio de Santo Toribio de Liébana

GUILLERMO F. BUERGOCOVADONGA.
'El Pravianu', durante su actuación en la cueva. ::
                             J. PETEIRO/
'El Pravianu', durante su actuación en la cueva. :: J. PETEIRO

El Real Sitio de Covadonga sirvió para institucionalizar en la tarde de ayer lo que de cara al futuro se va a llamar 'Primorias, Concejo astur-cántabro de poesía y música'. Se trataba del encuentro de un grupo de poetas cántabros y asturianos ofreciendo un recital de su obra actual, acompañados por músicas e instrumentos tradicionales: gaita, rabel, guitarra jándala y violonchelo. La filosofía de este proyecto cultural con vocación de futuro es que se celebre un año en Covadonga y al siguiente en el monasterio de Santo Toribio, en tierras de la comarca de Liébana.

La jornada se inició en la Gruta, con un ofrecimiento floral a la Virgen de Covadonga. Los gaiteros Vicente Prado 'El Pravianu' y Álvaro Fernández interpretaron los himnos de Asturias y Cantabria y a continuación tomaron la palabra Juan José Tuñón Escalada, abad de Covadonga, y Cecilio Fernández Testón, pintor, poeta, cronista oficial de las Peñamelleras e impulsor de estos encuentros. Sonó el rabel, en manos de Chema Puente, y la guitarra jándala, que tañía Ramón Fernández, mientras que Jaime Vinuesa daba lectura a un soneto.

Tras la visita a la Cueva, las más de doscientas personas que participaron en el programa 'Primorias' se trasladaron al salón de actos del Museo, antigua sede del hotel Favila. Antes de comenzar las lecturas poéticas se escuchó la poderosa voz del porruano Celestino Rozada, campeón de Asturias de tonada en los últimos cuatro años.

El acto central contó con la presencia de los poetas Fernando Abascal Cobo, Francisco Álvarez Velasco, Ramón Alzola, Alejandro Céspedes, Aurelio González Ovies, Miguel Ibáñez, Fernando Menéndez, Antonio Portero y Javier Menéndez. La lectura de poemas se fue alternando con la interpretación de piezas musicales de cámara para violonchelo y otras populares con rabel y guitarra. El broche de oro de los encuentros se concretó en la convocatoria para el año 2012, en Santo Toribio de Liébana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos