Luis Enrique ficha por la Roma

El objetivo del nuevo propietario del club italiano es «ganar el 'Scudetto' lo antes posible» El gijonés se compromete por dos temporadas y cobrará tres millones de euros por cada una

SARA GARCÍAGIJÓN.

Cuando en abril el empresario italoamericano Thomas Di Benedetto compró la Roma, nadie pudo imaginar que el banquillo del club capitalino tendría nombre asturiano la próxima temporada. De hecho, Di Benedetto llegó a anunciar que su intención era incorporar al proyecto a Ancelotti y el club también mostró su interés por hacerse con los servicios de Pep Guardiola.

Al final, ni el de Santpedor ni el italiano dirigirán a la Roma. Será Luis Enrique, técnico hasta ahora del filial del Barça, quien tome el relevo de las riendas del equipo en sustitución de Montella, quien se había hecho cargo del club en febrero tras la dimisión de Ranieri.

Era la Roma quien hacía público lo que ayer era un secreto a voces. A través de un comunicado, el club italiano confirmaba que sí, que el técnico gijonés será el encargado de dirigir al equipo la próxima campaña. El propio Luis Enrique había reconocido que había iniciado negociaciones con el club de Di Benedetto. Incluso Guardiola le aconsejó al exinternacional asturiano -que esta campaña ponía fin a su etapa en el Barça después de tres exitosos años como entrenador del Barcelona B- que dijera que sí a la oferta romana.

Y aunque la concreción de la propuesta se hizo esperar -al parecer no se quería hacer pública la incorporación de Luis Enrique hasta que no cerrara la sesión bursátil ya que la Roma cotiza en bolsa-, a última hora de la tarde ya se supo que el gijonés se comprometerá por dos temporadas con el conjunto italiano y que cobrará tres millones de euros por cada una de ellas. Sólo falta la firma del consejero delegado del club para cerrar totalmente el acuerdo.

Luis Enrique se llevará como ayudante a Iván de la Peña, que en mayo se despedía entre lágrimas tras 16 años como futbolista profesional. Se especula, además, que los jugadores Jeffren, Jonathan Soriano, Montoya y Oriol Romeu podrían irse con el asturiano a la capital italiana.

Un gran salto

El exjugador del Sporting, Madrid y Barcelona da un gran salto en su carrera como técnico. Llega al banquillo de la Roma con una corta, pero productiva trayectoria. En tres campañas, ha logrado que su equipo alcanzara la mejor clasificación de su historia al acabar este año en el tercer puesto de Segunda División.

La adquisición del club italiano por parte de Thomas Di Benedetto -presidente de Boston International group y socio de Fenway Sports Group, empresa que posee el equipo de béisbol Boston Red Sox y el Liverpool- garantiza, al menos sobre el papel, fondos para relanzar a un equipo en una complicada situación económica. El empresario se hizo con el 60% de las acciones por unos 70 millones de euros y su objetivo es más que ambicioso: «La Roma tiene que ganar el 'Scudetto' tan pronto como sea posible». Pero, de momento, no se ha hecho efectivo el traspaso de poderes y Di Benedetto aún no ha puesto un euro sobre la mesa.

Además, junto con la Fiorentina, Genoa, Lecce y Cagliari -todos en la Primera italiana-, la Roma se ha visto salpicada por una investigación que dirige la Fiscalía de Cremona en torno a una presunta trama de fraude en las apuestas deportivas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos