Gozón recupera el cauce del río Pielgo

La medida evitará que se creen focos de contaminación con las aguas fecales de la zona rural que aún carece de saneamiento Tragsa asume la limpieza tras diez años de reclamaciones a la Confederación

PEPE G.-PUMARINOLUANCO.
Operarios de Tragsa durante las labores de limpieza del cauce del río Pielgo, en Antromero. ::                             P. G.-P./
Operarios de Tragsa durante las labores de limpieza del cauce del río Pielgo, en Antromero. :: P. G.-P.

Después de una década de reclamaciones vecinales y políticas, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) ha dado respuesta a una de las necesidades más apremiantes en Gozón: la extrema situación de las cuencas fluviales. Una brigada de operarios de la empresa Tragsa ha asumido la limpieza de un tramo de 500 metros del fronterizo río Pielgo, en Antromero, por encargo de CHC.

Hasta la fecha, las tareas han consistido en el desbroce de la abundante maleza y tala de todos aquellos arbustos que podían obstruir el curso del río. Según señalaron a este periódico los responsables de la empresa, «las labores fueron muy complicadas dada la espesura de la fuerte capa vegetal existente en el lecho», en el fondo. Otro de los aspectos que se ha tenido en cuenta ha sido el respeto de los nidos existentes dada la época del año y la preservación de las especies arbóreas protegidas.

La siguiente actuación prevista por CHC consistirá en la sustitución de los tubos que hay en el pequeño estuario que forma este río o arroyo, en la playa de San Pedro, en Antromero. El proyecto persigue dotar de una mayor sección a este tramo canalizado para facilitar un mayor flujo de la corriente, evitando así la formación de nuevos remansos.

Con los trabajos efectuados, se elimina la posibilidad de que se formen pozos de aguas estancadas y se generen focos de contaminación provocados por las aguas fecales que hay en el entorno de su cuenca. El motivo de éstos es la carencia de una red de saneamiento que evite los vertidos al río procedentes de las zonas residenciales y rurales próximas.

En 2006, el Ayuntamiento de Gozón encargó un informe para conocer el estado de las nueve cuencas fluviales existentes en el municipio. Dicho estudio fue remitido al Principado y a CHC. En él se evidenció la situación «crítica» de la mayor parte de los ríos y arroyos. Como conclusión, se elaboró un programa de actuaciones para acometer su recuperación.

El informe cuantifica que los recursos fluviales existentes en el concejo ocupan una superficie de 178.032 metros cuadrados, repartidos en fuentes, regatos, arroyos y ríos. También refleja que, con excepción del río Vioño, el resto de las cuencas se encuentran en un estado que se calificó de «alarmante», donde la degradación ambiental supera los niveles mínimos permitidos.

Fotos

Vídeos