Pumariega gana el Europeo de Match Race

«Fue una final complicada al haber poco viento», explica la regatista gijonesa

SARA GARCÍAGIJÓN.
Pumariega, Toro y Echegoyen, en aguas nórdicas. ::                             E. C./
Pumariega, Toro y Echegoyen, en aguas nórdicas. :: E. C.

La gijonesa Ángela Pumariega se proclamó ayer, junto a sus compañeras -las gallegas Támara Echegoyen y Sofía Toro- campeona de Europa en Match Race. La tripulación española se impuso al equipo ruso, liderado por Ekaterina Skudina, que defendía el título, en una intensa final. Pumariega, del Real Club Astur de Regatas, y su equipo comenzaron la pelea por el oro europeo en aguas de Helsinki poniéndose por delante. Ganaron la primera de las mangas. Después, las rusas igualaron la final, pero fueron las regatistas españolas las que finalmente rompieron el empate y se llevaron los dos siguientes asaltos (3-1, resultado final).

Aunque el objetivo de Pumariega, Echegoyen y Toro era subirse al podio en este Europeo, no entraba en sus planes poder hacerse con el primer puesto. Sobre todo porque no iniciaron la competición con buen pie.

La propia Pumariega, en conversación telefónica ayer con EL COMERCIO, explicaba que el primer día de competición perdieron tres de los cinco enfrentamientos. Después, añadió, todo cambió y «la progresión que tuvimos fue muy buena». Tanto que se clasificaron para una final en la que ayer se imponían.

«Fue muy complicada la final porque había poco viento y navegábamos muy cerca del puerto, por lo que pasaban cerca todos los barcos que entraban y salían y también los que competían en otras clases, además de los barcos de las televisiones, que iban muy pegados a nosotros y hacían muchas olas», detalló la regatista gijonesa.

«A cámara lenta»

A pesar de todo, lograron mantener la concentración para hacer frente a las rusas. «Era como ir a cámara lenta, por el poco viento, que nos obligó a ir muy pendientes de las posibles perturbaciones en el campo de regatas», añadía Pumariega, quien aseguró que fue «muy emocionante» y que en cualquier caso consiguieron navegar «tranquilas y cómodas».

Ahora, la gijonesa se tomará una semana de descanso antes de volver a entrenarse. Entre sus próximos planes está el ir a prepararse en Inglaterra con las australianas, vigentes campeonas del mundo. Y aunque las plazas para los Juegos Olímpicos de Londres se decidirán en diciembre, en Australia, reconoció que «no debería ser muy complicado clasificar a España porque siempre estamos en la zona alta del ránking». El otro equipo español que compitió en el Europeo finalizó cuarto.

Por su parte, Fernando Echavarri y el gijonés Fernando Rodríguez Rivero siguen terceros después del segundo día de regata en la clase Star, que lideran los griegos Emilios Papathanasiou y Alexandros Dragoutsis.

Fotos

Vídeos